2011-09-13 13:09 FC Barcelona Por: Administrador

¿Por qué Guardiola se ha "comido" a Cruyff?



La afición blaugrana anda con la mosca detrás de la oreja por el comportamiento de Johan Cruyff en los últimos meses. A la zafia devolución "en rueda de prensa" de la insignia que le entregó Joan Laporta unido a sus reclamaciones exigiendo dinero del Barça para su negocio de la Fundación se añade ahora el feo detalle de no asistir -tampoco lo hizo Laporta- a la ceremonia de la entrega de la medalla de oro del Parlament catalán a Pep Guardiola.

Tampoco sorprende que Johan Cruyff no quisiera compartir la felicidad de Pep. De hecho, cuando los mismos que han nominado a Pep le eligieron a él como receptor del alto honor de recibir la Creu de Sant Jordi, Cruyff ni se tomó la molestia de acudir a recibirla. La entrega era un lunes y él alegó que el miércoles debía comentar un partido de Champions League para una televisión holandesa. Lleva 40 años en Catalunya y no sabe todavía dónde está.



La culpa, realmente, no fue suya, sino de quienes decidieron hacer acreedor a la Creu de Sant Jordi a un holandés que en casi 40 años de estancia en Catalunya no sólo no habla una sola palabra de catalán sino que sostiene que los catalanes deberían hablar antes en inglés que en su idioma materno.

Johan Cruyff, el mismo que dice que "al Barça se le empezó a conocer en el mundo cuando llegué yo" o que "cuando en cualquier parte del mundo se habla de las excelencias del juego del Barça, sale mi nombre", empieza a perder predicamento entre una afición que se siente mucho más próxima a la sencillez de Pep Guardiola que a su orgullo no siempre bien entendido. Y no sólo por los resultados que está obteniendo Guardiola. Sus modos también producen orgullo entre los catalanes, que se sienten plenamente identificados con su forma de ser y de actuar.


Deja tu Comentario