2014-12-10 18:12 FC Barcelona Por: Administrador

Por qué Ibrahimovic se fue del Barça molesto con Messi y Guardiola



Joan Tubau

Zlatan Ibrahimovic vuelve al Camp Nou, el escenario en donde estaba llamado a hacer historia y en donde sólo permaneció un año. Pep Guardiola exigió a Joan Laporta su fichaje (78millones) con la misma decisión que obligó a Sandro Rosell a malvenderlo al Milan un año después de por 25 millones. El delantero sueco ha sido posiblemente el peor negocio que ha realizado el FC Barcelona a lo largo de su historia. Y si fracasó en el Barcelona no fue por cuestiones deportivas. Zlatan llegó al Camp Nou como un crack y ha seguido siéndolo después de su marcha tanto en el Milan como en el PSG.



Hoy vuelve al Camp Nou a reencontrarse con Leo Messi, que fue el origen de sus problemas en el Barcelona con Pep Guardiola. El técnico, una vez que Laporta le trajo a Ibrahimovic, descubrió que prefería jugar con Leo Messi en la posición que inicialmente estaba destinada al delantero sueco, con el que no supo qué hacer. Y por ahí no pasó Ibra. Pep quería que Ibrahimovic fuera el nuevo Kluivert del Barça, un delantero capaz de abrir huecos y de participar en combinaciones que permitieran a otros, Leo Messi, anotar goles. Y esa no es precisamente la idea que tiene Ibrahimovic del fútbol. Lo que nunca llegó a entender Ibra es por qué Guardiola insistió en su fichaje si no quería sacar de él el mismo rendimiento que había dado antes en el Ajax, Juve e Inter de Milán. 

Y luego llegaron los celos: “A mí me tratas como a Leo”, le soltó a Guardiola al poco de firmar. Ibra no estaba dispuesto a ser el segundo de nadie, y menos de Messi. Pero Leo empezó a vivir en esa temporada (2009-10) el mejor momento de su carrera deportiva. Un gol detrás de otro. Y de alguna manera Ibrahimovic forzó su marcha enfrentándose abiertamente a Guardiola con el fin de que éste exigiera su traspaso y le pusiera fácil su deseo de volver al fútbol italiano. 

El talento de Ibrahimovic es inmenso y pudo haberle dado muchos días de gloria al Barcelona. Pero era incompatible con Leo Messi. Cuando Pep Guardiola se enteró de este detalle ya era demasiado tarde y la guerra ya estaba en marcha. Guardiola le retiró la palabra y un día, en el vestuario de Villarreal, el jugador sueco le soltó al técnico delante de toda la plantilla: "¡No tienes huevos!". Así lo explica en su libro: "Le grité: ¡No tienes huevos! Y cosas probablemente mucho peores que eso, y luego añadí: "Te cagas encima con Mourinho. ¡Vete al infierno! Estaba totalmente fuera de mí". Luego en su libro ha explicado su sorpresa porque Pep le aconsejó que se comportara como un fichaje de perfil bajo acudiendo a los entrenamientos con un utilitario en lugar de conducir uno de sus llamativos y lujosos vehículos. Fue cuando le bautizó con el calificativo de "El Filósofo"



Hoy vuelve al Camp Nou a medirse con Leo Messi, el causante directo de su marcha. El duelo va sobrado de morbo y promete echar chispas.

 

Deja tu Comentario