2014-11-21 18:11 Real Madrid Por: Administrador

¿Por qué Leo Messi está harto del Barça y se quiere ir?



Sergio Marco

Las declaraciones de Leo Messi, el jugador que años atrás maravilló al mundo con su juego, dejando abierta la puerta a su marcha del Barcelona, el club que le paga 20 millones al año, si no se daban una serie de circunstancias que él precisa para seguir contento, han conseguido generar sesudos análisis para encontrar las causas de su "enfado", porque él no lo aclara, ni le interesa aclararlo. El receptor de su mensaje es Josep Maria Bartomeu y él si ha entendido su recado. 



No se trata del jaleo levantado con su defraudación a Hacienda, como algunos apuntan. De eso se ocupa su padre y a él le trae sin cuidado.  Tampoco se trata de las escasísimas críticas que recibe de la prensa ni de cuatro silbidos aislados hacia su actitud y juego que se han oído en el Camp Nou. Ni siquiera es un problema de entendimiento con la directiva. Todos le adoran, y al único que se atrevió a cuestionar su última renovación, el vicepresidente Javier Faus, le puso firmes y le venció en un pulso que le confirmó como el amo absoluto del club.  Tampoco se trata de que quiera más dinero que el firmado hace seis meses. Es el futbolista mejor pagado del mundo y ya está conforme con lo que cobra. 

"Muchas veces lo dije. Que si por mí fuera me quedaría siempre. Pero como dije recién, no siempre se da todo lo que a uno le gusta. Más en el fútbol, que es tan cambiante y que pasan tantas cosas. Es complicado, más en los momentos que está pasando hoy el Barcelona". Son sus palabras a la televisión del diario Olé. La frase clave es "no siempre se da todo lo que a uno le gusta". ¿Y qué puede ser lo que a Messi no le gusta? Sencillamente que en las últimas horas el club ha hecho una excepción en el trato que le dispensa como absoluto número uno del mundo y del Barça y se ha sentido desafiado por un trato de favor que la directiva culé está a punto de regalarle a Neymar.

En las últimas horas la directiva del FC Barcelona ha filtrado que el club va a tener con Neymar el detalle de mejorarle la ficha porque ve en él al referente del equipo culé en el futuro. Messi tiene 27 años y entiende que en las próximas seis o siete temporadas en el Barça no puede haber más referente que él. Por otra parte, el hecho de que le suban la ficha a Neymar significará que sus ingresos estarán a la altura de los suyos. Y por ahí no pasa. No es que quiera cobrar más, pero no soporta que alguien cobre como él. Porque nadie es como él.



Messi cobra 20 millones y Neymar siete. Según ha filtrado la directiva del FC Barcelona, la intención del club es situar a Neymar a la altura salarial de Xavi, Iniesta y Piqué, en torno a los 10 millones de euros. Y Messi entiende que, teniendo en cuenta que Neymar ha cobrado 40 millones por adelantado en el momento de su fichaje, si le suben la ficha a diez millones con caracter retroactivo, el balance de sus cinco años en el Barça se saldará con 90 millones (50 en fichas + 40 en prima de fichaje). En esos cinco años Messi percibiría 100 millones repartidos en 20 millones por cada temporada. Cifras similares.

El ex fenómeno culé considera que la diferencia entre lo que él entiende que es el número uno mundial y el número dos del equipo no puede ser tan pequeña. Considera que Neymar está siendo mimado y recibiendo un trato de favor que sólo le puede corresponder a él y avisa a los navegantes responsables de tamaño desafío que no está dispuesto a consentirlo.

El problema de Messi, al margen de sus carencias físicas que le impiden jugar como hace tres años, es puramente de celos. Neymar le está comiendo la tostada y no está dispuesto a consentirlo. O le reservan en exclusiva el trato de favor que merece un crack como él, o les deja con Neymar y se va con la música a otra parte. Pero no quiere que nadie le haga sombra. Y mientras tanto, el Barça a remolque del Real Madrid y Cristiano Ronaldo, que no tiene problemas con nadie, batiendo todos los récords que se ponen a su alcance.

 

 

 

 

Muchas veces lo dije. Que si por mí fuera me quedaría siempre. Pero como dije recién, no siempre se da todo lo que a uno le gusta. Más en el fútbol, que es tan cambiante y que pasan tantas cosas. Es complicado, más en los momentos que está pasando hoy el Barcelona

El hasta el momento azulgrana declaró que no quiere pensar en la próxima temporada y sí centrarse en lo actual:

Leo Messi: Hoy por hoy vivo el presente. Pienso en hacer un gran año y ganar los títulos que queremos en Barcelona. Y nada más. Después se verá. El fútbol da muchas vueltas... Si bien siempre dije que me gustaría quedarme siempre allá, a veces no todo se da como uno quiere

 

El periodista del diario Olé le preguntó sobre si es intocable respecto a las críticas de los aficionados culés a pesar de la racha del Barcelona:

Leo Messi: ¿Intocable? No, ya desde el año pasado que vengo con críticas yo también. Y este 2014 igual. Cuando no se dan los resultados, lo que pretende la gente, es para todos igual. De afuera parece todo fácil pero no lo es

Finalmente, el argentino quiso expresar los cambios que el FC Barcelona ha sufrido en los últimos tiempos con la llegada de nuevos jugadores y con un nuevo entrenador, y lo que ésto junto a las derrotas le han influido:

Salen críticas de todos lados. Vino un nuevo técnico (Luis Enrique), con nuevas ideas, y eso lleva un tiempo. Tenemos jugadores más que suficientes para hacer cosas importantes este año. Y lo tomo con tranquilidad

Y mandó un mensaje de tranquilidad a los aficionados culés que piensan en negativo:

Leo Messi: Esto recién empieza. Falta mucha Liga, Champions... Así que estoy tranquilo

 

Deja tu Comentario