2011-05-23 13:05 Real Madrid Por: Administrador

¿Por qué Mourinho no soporta a Guardiola?



Acostumbrados a la personalidad arrolladora de Johan Cruyff, a los pesos pesados de la plantilla barcelonista no sólo les cuesta asimilar los nuevos métodos del técnico inglés sino que incluso se atreven a cuestionarlos. El "Lobby Guardiola", formado por periodistas afines a Pep y distribuidos por los medios más influyentes de Barcelona (TV3, Catalunya Ràdio, El País, el Periódico, Sport, Mundo Deportivo), se encarga de caldear el ambiente desautorizando a Robson por apartarse del sistema de juego de Johan Cruyff y poniendo en duda su capacidad para dirigir al Barça.

Las críticas llegan a ser tan feroces que, apoyado por su grupo de presión influyente, se produce lo que entonces vino a llamarse "autogestión del vestuario". Pep Guardiola, Luis Enrique y Sergi Barjuan, los hombres fuertes de la plantilla, toman las riendas directamente y, al menos de cara al exterior, capitalizan los éxitos de aquella temporada: Recopa, Copa y Supercopa. Aún se recuerda aquel memorable 5-4 al Atlético de Madrid en Copa, con 3 goles de Ronaldo, como ejemplo máximo de una autogestión que, según los medios afines, llevó a dichos jugadores a influir directamente en la alineación de aquel partido.

Jose Mourinho era por aquel tiempo ayudante de Robson y víctima del poder, como mínimo mediático, de aquellos jugadores que eran capaces de acaparar la gloria de los éxitos tras la llamada "autogestión". Han pasado los años y Mourinho no olvida. Nada es gratuito. La animadversión de Mourinho hacia Guardiola nació en la temporada 1997-98, cuando Pep ya hacía sus pinitos como entrenador sin serlo y se convirtió en un "jugador difícil". Al técnico portugués le ha quedado la espina clavada de aquella temporada en la que el Barça encadenó tres títulos "a pesar del cuerpo técnico y gracias a sus jugadores más carismáticos". Luego, como ayudante de Van Gaal, Mourinho fue el principal valedor de un chaval que prometía llamado Xavi. La irrupción de Xavi consiguió alejar del Barça a Guardiola.


Deja tu Comentario