2014-11-15 21:11 FC Barcelona Por: Administrador

Los desprecios de Cristiano Ronaldo a Messi en público



Joan Tubau
Si Cristiano Ronaldo es capaz de manifestarse en público sacando a relucir su chulería y soberbia despreciando a Leo Messi, ¿que no será capaz de hacer en privado? Por eso pocos se creen en Barcelona su desmentido a lo que afirma el libro de Guillem Balagué sobre sus insultos a Messi en la intimidad del vestuario madridista. De hecho, en público muchas de sus declaraciones ya han sido ofensivas. La credibilidad del astro portugués está bajo mínimos.
 
Cristiano Ronaldo es el mismo que es capaz de justificar una derrota de su equipo haciendo el gesto con la mano que retrata sus palabras "robar y robar". Es el mismo que tras un Portugal-España dijo que "no he cazado a Busquets, pero no ha sido por falta de ganas". Su repertorio de frases provocadoras y chulescas es amplio, de ahí que a nadie haya sorprendido que se refiera en la intimidad a Leo Messi con expresiones como "cabroncete" o "hijo de puta". 
 
Hace bien poco manifestó para una cadena de televisión portuguesa: "Si dijese lo que pienso sobre el Balón de Oro de Messi en el Mundial, estaría en prisión". ¿Y qué diría para ir a prisión? ¿"Motherfucker", quizá? Cristiano dijo también hace unos años, refiriéndose a Messi: "Yo soy el primero, el segundo y el tercer mejor jugador del mundo" . Y añadió: "Soy feliz de ser el jugador más caro del mundio". Claro, Messi no le costó un euro al Barcelona. Y eso ya le hace feliz. él no es "barato", como su rival.

Han habido insinuaciones del tipo: "¿Si yo soy mejor que Messi? Vosotros lo sabéis muy bien, no voy a contestar", que es lo mismo que decir: "explicarlo vosotros, no hace falta que lo diga yo". En 2011, en Bosnia, un grupo de aficionados le gritaron el nombre de Messi en un entrenamiento con Portugal. Así reaccionó: "Gritarme "Messi, Messi" es cosa de algunos anormales. A quien le gusta el fútbol, le gusta ver a Cristiano Ronaldo" . ¿Hay que dudar que Cristiano no insulte a Messi en la intimidad después de escuchar frases como esta". Luego vino lo de "me tienen envidia por ser guapo, rico y bueno". 

Y la definitiva:"Soy mejor que Messi. No puedes comparar a un Ferrari con un Porsche" . Pues eso, que cada uno se crea lo que quiera creer. Pero si Cristiano Ronaldo es capaz de soltar todas estas expresiones en público, ¿qué no dirá en privado? A todo esto, Messi, tranquilo y a lo suyo. A uno le traicionan sus propios complejos y frustraciones. El otro vive feliz, seguro de la fuerza que le proporciona un talento que no se ha fraguado en un gimnasio y sin necesidad de campañas de marketing ni penaltis para lograr sus objetivos repletos de más laureles que los logrados por su oponente con dos años menos de carrera.




Deja tu Comentario