2012-11-11 11:11 FC Barcelona Por: Administrador

¿Por qué Son Moix es un campo amigo para el Barça?



14 victorias, cuatro empates y diez derrotas es lo que acumula el equipo catalán en sus visitas a Mallorca, arrojando 39 goles en contra y nada menos que 44 a favor, que ha logrado en su mayoría en los últimos años. De hecho, las primeras dos visitas no terminaron nada bien. Dos veces un 3-1 dejó y un tercer resultado favorable a los bermellones (2-0) a los barcelonistas con las ganas de estrenar el estadio del recién ascendido a Primera, que tuvieron que esperar hasta que volviera a la máxima categoría para lograr la primera victoria, en 1966 (1-2). Un destello, porque la siguiente visita terminó con la misma suerte del inicio para el Barça, que cayó derrotado por 3-2 en un partido en el que la prensa se encarnizó con los azulgranas.

No fue hasta la temporada 1983-84 que no volverían a verse las caras y que el Barça no lograría otra victoria. entonces fueron Maradona (un gol y tres asistencias) Schuster, Esteban y Víctor los que sellaron la victoria azulgrana, la última antes de la temporada 1991-92. Antes, un empate en Liga (1986), una derrota en el play-off (1986), y dos victorias locales no permitieron pensar en el estadio insular como un lugar asequible para cosechar puntos, pues dos derrotas para los blaugranas son el bagaje del resto de encuentros de los 80' (1-0 en 1988 y 1-0 en 1989). En 1990 tampoco lograron ganar y el encuentro se saldó con un empate (1-1).



Como decíamos, en 1991 empezó el Barça a hacerse con el feudo mallorquín. Laudrp y Koeman arcaron los dos tantos de la victoria azulgrana, y poco después los bermellones descendieron de nuevo a Segunda División. En su retorno, en 1997, un tanto de Luis Enrique y un paradón de Hesp en un lanzamiento de penalti en el último minuto dieron alas al Barça que terminaría proclamándose campeón de Liga con Van Gaal en el banquillo.  Un autogol de Sergi provocó la derrota azulgrana al año siguiente y la dirección de Serra Ferrer no mejoró las cosas en la siguiente temporada en la que el Barça perdió por 2-0, con gol de Samuel Eto'o incluido. Y aquí terminó la racha local.

Frank Rijkaard, invicto en Son Moix

En la temporada siguiente el Barça logró un valioso empate y en la siguiente la primera gran goleada (0-4), en el inicio de una larga racha de victorias. 1-3 con tantos de Ronaldinho, Cocu y Saviola en 2004, otra por 1-2 en 2005, un 0-3 en 2006 (con doblete de Messi), 1-4 en 2007 y un 0-2 en 2008 culminaron cinco victorias seguidas a domicilio perpetuadas por Frank Rijkaard, que en este periodo ocupó el banquillo azulgrana.



Guardiola, una derrota

No tuvo tanta suerte Pep Guardiola que en su primera visita sucumbió a los insulares. En su primera visita los locales remontaron el gol inicial de Eto'o (2-1) pero en la segunda el Barça deshizo el error y se llevó el partido con gol de Zlatan Ibrahimic. En la siguiente, la 2010-11 y con Michael Laudrup en el banquillo mallorquinista, los culés se llevaron los tres puntos (0-3) con goles del MVP (Messi, Villa y Pedro). La última visita se zanjó con un 0-2 para el Barça.


Deja tu Comentario