2012-01-04 02:01 FC Barcelona Por: Administrador

Primer clásico del 2012 con claro color blaugrana



La hegemonia del FC Barcelona en el baloncesto español es tan evidente como la aplastante superioridad que el equipo de fútbol mantiene sobre los demás. Todos los demás. De hecho, mientras el Barcelona ha conquistado en los últimos cuatro años nada menos que la Euroliga, 2 Ligas, 2 Copas y 2 supercopas, el Real Madrid no ha ganado nada. Cero. El hecho es grave porque en este tiempo el Real Madrid, fiel a los métodos de Florentino, no ha dejado de utilizar el talonario para cambiar el rumbo de los títulos. Y por el camino se han ido quemando entrenadores y jugadores de primer nivel que parecían aficionados enfundados en la camiseta merengue.

El Barça gana, el Real Madrid pierde. Y en los clásicos, más de lo mismo. El Madrid no sabe lo que es ganar un duelo directo con el Barcelona desde la temporada 2008-09. Tampoco conoce el Real Madrid el sabor de la victoria en sus enfrentamientos directos desde la temporada 2009-10. Entonces el Madrid consiguió derrotar al Barça en el Palau en una eliminatoria de cuartos de final de la Euroliga. El Madrid ganó en el Palau, pero luego el Barça le endosó un contundente 1-3 que le dio acceso a la disputa de la Final Four y dejó la derrota en el Palau como un accidente intrascendente.



En los enfrentamientos directos en competiciones españolas el Barça ha ganado 11 de los últimos 12 clásicos disputados en Liga, Copa y Supercopa, y además con tanteos escandalosos, como el 89-55 con el que se saldó la Supercopa de 2011. Esta tarde volverán a verse las caras en un clásico que los propios resultados han conseguido descafeinar, porque hoy en día el Caja Laboral ocupa el segundo puesto en el ranking de equipos españoles más poderosos. Pero aún así, el Real Madrid lo sigue intentando, fichando, fichando y fichando. Contratando y echando a entrenadores, renovando la plantilla año a año... También esta temporada el Real Madrid ha dado muestra de la incoherencia que guía sus pasos al fiar su suerte al rendimiento de dos NBAs, Rudy Fernández e Ibaka, ahora en Estados Unidos. La apuesta salió mal, una vez más, y el Real Madrid deberá apechugar ahora con lo que resta de competición sin sus dos estrellas y con el mal sabor de boca dejado en el vestuario por la apuesta de Florentino Pérez por la NBA. Laso le pedirá ahora a Felipe Reyes que resuelva los partidos y éste estará en su derecho de decirle que se lo pida a Rudy o a Ibaka. Así se hacen las cosas en el Real Madrid mientras que el Barça, que pudo haber incorporado a los hermanos Gasol, prefirió no precipitarse y construir una plantilla de alto nivel para competir en España y en Europa. Unos lo hacen bien y ganan. Otros se equivocan y se ven arrastrados a la derrota por sus errores.

Esta noche el Barça juega en Madrid sin Juan Carlos Navarro, el mejor jugador de Europa, ni Perovic. También es seria duda Lorbek, uno de los bastiones del equipo. Sin embargo, ni las bajas del Barça ni el factor pista favorable al Madrid, impiden al Barça presumir de favorito una vez más ante el Real Madrid, Y es que en un clásico de baloncesto lo normal es que gane el Barça... para no perder la costumbre, como diría Sandro Rosell.


Deja tu Comentario