2011-06-13 10:06 FC Barcelona Por: Administrador

Primer intento: fallido



Pueden llevarse al joven toral a coste cero, como ya hicieran con Cesc Fábregas. Pero cuando la cosa es al revés y es el FC Barcelona el que quiere llevarse a algún jugador "gunner" no hay quien salga satisfecho de una operación con el Arsenal.

¿Recuerdan la cantidad de dinero que se pagó por Marc Overmars y por Emmanuel Petit? Más de 5.000 millones de pesetas por dos jugadores que nunca rindieron lo más mínimo.



Más tarde fue el turno de Thierry Henry. Lo del francés fue diferente. Primero los barcelonistas tuvimos que esperar hasta que el delantero quisiera venir. Un vez aquí, previo pago de un mínimo de 24 millones de euros, vimos como se tiraba un año sabático, para despertar en medio de las tinieblas, realizar una temporada decente para ganar una Champions y luego venga, a vivir del cuento un año más.

Sin contar entre medio con el fichaje de Alexander Hleb, que pasó sin pena ni gloria por el Camp Nou. Es comprensible ahora que los "gunners" no intentaran retenerlo.

Ahora la directiva del Arsenal quiere volver a meter mano en las arcas del Barça. Es lo que pasa cuando un equipo nunca gana nada, cuando se convierte en un segundón: grandes figuras en el equipo cobrando millonadas pero ni un título que inyecte moneda en el club. es este aspecto Van Persie empieza a estar un poco harto, como le pasó a Henry.



El arma que utilizan se llama Cesc Fábregas, y este será el tercer verano que se especula con su fichaje. Pero no culpemos sólo al Arsenal, porque Cesc tampoco se ha portado como un angelito. Recordemos que renovó con el Arsenal a sabiendas de que el Barça pretendía ficharlo. ¿Le prometió algo extra Arséne Wenger?

La última oferta presentada por el Barça asciende a 34 milloones de europs más un jugador (Bojan o Thiago), pero el Arsenal no cede ni un céntimo. Es más, exige sus propias condiciones. Quieren 40 millones, pero de libras, y no quieren saber nada de ningún jugador (para qué si se los llevan gratis).

El culebrón vive su tercera temporada y en principio los guionistas preveen que esta será la última, pero cuanto más se alargue la situación, más posibilidades tendremos de tener una cuarta temporada de la serie más cansina y repetitiva del fútbol español.

De la misma forma que a los canteranos que no pueden continuar en la Masía se les dice que hay vida más allá del Barça, habría que decirle a los directivos que quizás haya otros centrocampistas más allá de Cesc Fábregas y, por supuesto, otrros clubs en los que fichar que no los caraduras del Arsenal.

 


Deja tu Comentario