2016-01-08 08:01 Real Madrid Por: Administrador

Protegen al Barça silenciando las agresiones de sus jugadores



Lo que las cámaras mostraron del accidentado derbi del pasado día de Reyes, y de lo que posteriormente se hicieron eco muchos medios, no tiene nada que ver con lo que realmente ocurrió. Nada más pitar el árbitro el fin del partido se desató una gran espiral de agresiones en el túnel de vestuarios, en las que jugadores del Barça llegaron incluso a los golpes. Unas agresiones que no han trascendido a nada para proteger ciertos intereses. Se sabe que tres jugadores del Barça, Busquets, Suárez y Mascherano, esperaron a los periquitos en el túnel para increparlos. A su llegada, los blanquiazules fueron objetos de insultos y provocaciones, que conducieron a dos agresiones que obligaron a intervenir al personal de seguridad. Si bien el incidente ya no fue a más, quedaron cuentas pendientes para el duelo en Cornellà-el Prat el próximo miércoles. La verdadera gravedad del asunto refiere al árbitro: su delegado lo vio todo, pero obvió los golpes. Unos golpes que de constar en la acta hubieran acarreado sanciones importantes para jugadores del Barça. A los culés volvió a salvarles la censura.

Deja tu Comentario