2016-11-03 13:11 Real Madrid Por: Administrador

El público del Legia estaba en el Sánchez Pizjuán



Carlos Muñiz Lamentable espectáculo el ofrecido ayer en el estadio del Sevilla Ramón Sánchez Pizjuán. El equipo local se enfrentaba en Champions League al Dinamo de Zagreb, pero los aficionados locales estaban más pendientes de lo que sucedía en Varsovia en al choque de Champions League que enfrentaba al equipo local, el Legia, con el Real Madrid a puerta cerrada. No hubo público en Varsovia, pero pareció que la afición del Legia se concentró en el campo del Sevilla para festejar los goles que le marcaban al Real Madrid.  Cuentan las crónicas que el público sevillista se lo pasó en grande. El Sevilla ganó por 4-0 al Dinamo de Zagreb y, además, para redondear la noche, el Legia neutralizó la ventaja inicial de 0-2 que el Real Madrid obtuvo en Varsovia y el partido acabo en empate a tres para satisfacción de los aficionados sevillistas, que festejaron incluso con mayor júbilo los goles del Legia que los de su propio equipo, en una actitud lamentable que condena al Sevilla a ser siempre un equipo pequeño que vive de las desgracias ajenas a falta de alergias propias en la Champions League y en LaLiga.  El Sevilla, que se ha estrellado a las primeras de cambio en sus últimas apariciones en la Champions League -por eso ha ganado tantas veces un título menor como la Europa League-, disfruta ahora de su minuto de gloria europea en una competición de verdad como primero de su grupo en la fase previa de la Champions League. Aunque la alegría anoche no pudo ser completa porque el Real Madrid no perdió en Polonia. No se puede tener todo.  

Deja tu Comentario