2013-11-22 20:11 FC Barcelona Por: Administrador

Punto Pelota confirma la información de Madrid-Barcelona



Joan Tubau

El club que está interesado en comprar a Messi pagando su cláusula de rescisión es el Paris Saint-Germain, un detalle que en Punto Pelota no han aclarado. Madrid-Barcelona ya lo adelantó a sus lectores hace exactamente una semana. Pero para Punto Pelota la noticia no es que haya un club, el PSG, dispuesto a pagar la cláusula de rescisión. La noticia es que, por fin, existe la posibilidad de que Messi se vaya del Barça, lo que facilitaría mucho llegar al soñado fin de ciclo blaugrana, algo de lo que se habla en ese programa desde hace tres años mientras el Barça encadena títulos y el Madrid los pierde.



Anoche se pudo oír en el espacio de Infereconomía que "La decisión está tomada. Leo Messi se marchará del Barça a final de temporada". Y para corroborar su atrevida sentencia, el colaborador Gallardo añadió: "Messi se irá a un país muy vecino nuestro porque se siente traicionado. La situación es difícilmente reconducible y sus agentes ya han hablado con el posible club de destino". ¿Sus agentes? La versión chirría por todas partes. Leo Messi no se siente traicionado por nadie y ahora mismo no piensa en otra cosa que en recuperarse, ganar la Liga, la Champions y el Mundial mientras otros sueñan con el Balón de Oro.

El argumento que Punto Pelota esgrime para colar su noticia es que "El Barça no puede pagar a Leo lo que cobraría en este otro club". Y ahí intervino Pedrerol, para redondear la faena: "Messi y su entorno calculan que Neymar cobra diecisiete millones y él quiere ganar, como mínimo dieciocho". Lo cierto es que el Barça está en disposición de pagar a Messi lo que haga falta, no es verdad que Neymar cobre 17 millones y que en cuestión de dinero Messi jamás ha tenido problemas en el FC Barcelona. No es difícil adivinar que si Rosell le diera a Messi los 18 millones de los que se habla, entonces Punto Pelota llenaría su programa de comentarios alarmados por la barbaridad de la ficha de Messi, cosa que por cierto no han hecho en la última renovación de Cristiano Ronaldo.

Pero en ese programa sueñan y se proguntan: "¿Podría protagonizar un nuevo 'caso Figo'? En el fútbol nunca se puede decir 'de este agua no beberé', pero en este caso el equipo de destino no sería el Real Madrid", soltó el anunciador de la noticia. Efectivamente, no será el Real Madrid porque Leo Messi jamás aceptaría ponerse la camiseta blanca. Será el Paris Saint Germain el que le ofrecerá más de 20 millones de euros anuales a Messi. Pero tendrá que convencerle con más argumentos que no tiene, por lo que a día de hoy la posibilidad de que Messi acabe aceptando la oferta es nula.



Y es que, digan lo que digan en Madrid, Messi es muy feliz en Barcelona y en el Barcelona y a día de hoy no se ha dado ningún motivo que pueda enturbiar su felicidad vestido de blaugrana. Y si hay que subirle la ficha, se le subirá. Se lo ha ganado en el campo con Ligas, Champions y Copas, en plural. Las ganas de que se vaya Messi del Barça son muchas, pero ni siquiera con una oferta de 250 millones por sus derechos y 20 anuales de ficha para él le convencerán para cambiar de aires. Messi es de la cantera, no le fueron a buscar al extranjero con un fajo de 96 millones. Esa es la diferencia entre un futbolista de casa y un mercenario.


Deja tu Comentario