2013-01-21 13:01 FC Barcelona Por: Administrador

Punto Pelota dice que el Barça no tiene presidente



Josep Pedrerol ha aprovechado la decisión de Víctor Valdés de abandonar el FC Barcelona para lanzarle la caballlería encima a Sandro Rosell, con quien mantiene cuentas pendientes tras la decisión del club blaugrana de retirar las acreditaciones al programa por la línea editorial que seguía.

Pedrerol, el responsable y conductor del programa, ha dicho que Sanro Rosell fue informado telefónicamente de la situación y que, en lugar de intervenir y solucionar el problema cara a cara tratando de convencer al jugador de que se encontraba en un error, prefirió esconderse. Y para hacer daño, Pedrerol le ha recordado a Rosell que en la época de Laporta, cuando había un incendio el presidente salía personalmente a apagarlo. Y, ya puestos, ha añadido que el vestuario blaugrana no tiene un buen concepto de su presidente, sin dar nombres ni apellidos: "Me llama la atención que el portero titular del Barça se quiera ir y él no acuda. Laporta sería criticable por muchas cosas, pero siempre acudía donde había un problema. Rosell no sólo no ha ido, sino que no ha dicho nada aún. Parece que el club no tiene presidente".



Y el colaborador Quim Doménech le dio la razón a su jefe: "Es significativo. Todos sabíamos que él estaba siendo informado durante la reunión de los agentes de Valdés y el club, así que supo al momento que efectivamente se quería ir. Los que estábamos haciendo guardia esperábamos que apareciera como intermediario. Sin embargo, Sandro Rosell no ha aparecido por ninguna parte. Ni está, ni se le espera".

Tendremos que acostumbrarnos a citas como ésta. La caverna mediática que Laporta bautizó como "mesetaria" ruge cuando el Barça le pasa la mano por la cara al Real Madrid. Habrá más situaciones como ésta. El entorno mediático madridista se agarrará a ellas para manipular de acuerdo con lo que más le interese al Real Madrid. En este caso está claro, conviene erosionar la convivencia en un club en el que reina la concordia y la armonía.


Deja tu Comentario