2014-02-22 17:02 Real Madrid Por: Administrador

El Madrid liquida el Elche y le mete presión al Barça (3-0)



J. N.

De nuevo el Real Madrid se ha encargado de abrir la jornada. Ganar y esperar de nuevo. Ventaja para muchos, una desmotivación para otros pero al fin y al cabo, ganar era lo importante para esperar el pinchazo del rival. El partido no ha sido tan fácil como se podía esperar pero finalmente se hizo justicia.



Primero Bale, en una galopada brutal tras un taconazo mágico de Benzema y después Di María con un trallazo al travesaño, han podido poner por delante al Real Madrid.

El Elche dificulta mucho la circulación de balón blanca, entorpece la transición defensa ataque y una vez arriba, cierra muy bien los espacios para que ni Bale, ni Benzema, ni _Jesé puedan romper el muro ilicitano.

El más activo y escurridizo está siendo Ángel Di María. Por ejemplo tiene otra gran ocasión tras el palo del principio del encuentro. Esta vez en un buen disparo desde fuera del área, otro gran disparo que se marcha por la derecha del marco que defiende Manu Herrera. El argentino es de nuevo el que crea peligro. Esta vez en un centro que Jesé remata fuera. Al Madrid le cuesta.



Y en el 33 ha llegado el gol. ¿Quién si no? Ángel Di María sería el encargado de poner una bola para que Illarramendi desde la frontal dispara y que golpeé en Manu del Moral, quien desvía la trayectoria confundiendo a Manu Herrera.

Tras el tanto el partido ha estado más controlado por el Real Madrid, Di María ha seguido en su salsa y Benzema ha comenzado a estar más activo, que a punto estuvo en una ocasión de poner el segundo en el marcador, pero Manu Herrera en una respuesta soberbia lo ha evitado. Con este resultado se han ido ambos equipos al descanso.

La segunda parte ha estado más abierta, sobre todo los primeros minutos en donde el equipo de Ancelotti se ha estirado, lo que provoca que los de Escribá creen más peligro en la defensa local.

Ese pedazo de jugador llamado Bale volvió a redimirse por enésima vez esta temporada con un zambombazo desde 25 metros que se coló por debajo del larguero de Manu Herrera. Un golazo. Otro más del galés.

Isco ha querido redimirse de todo lo que están diciendo de él en los últimos meses. Sólo diez minutos en el campo para que el malagueño muestre ante los 80.000 espectadores citados en el Bernabéu de todo lo que es capaz. Primero un pase de la muerte a Carvajal y segundo, un remate que ha acabado en gol para poner el tercero en el luminoso.

Finalmente, tres puntos más para el Real MAdrid y un buen asiento para esperar lo que sus máximos rivales hagan para poder seguir abriendo hueco con Barça y Atlético.










Deja tu Comentario