2016-02-11 15:02 FC Barcelona Por: Administrador

Qué tiene que pasar para que Busquets fiche por el City



Los medios más radicales de Madrid, los que se engloban en la llamada Caverna Mediática o Central Lechera, andan desatados en las últimas horas porque empiezan a ver la luz al final del túnel. Dan por hecho que ni Neymar ni Busquets seguirán en el Barça la temporada que viene. Y así sí, así ven por fin despejado el camino para que el Real Madrid vuelva a la senda de los triunfos que le corresponden por su historia, especialmente por su historia en blanco y negro del pasado siglo. Sin embargo, no va a resultar fácil que Neymar y Busquets dejen el Barcelona. Lo de Neymar es un problema económico que encontrará solución en cuanto Bartomeu dé con la fórmula que le permita pagarle un poco menos que a Leo Messi.

Busquets nunca se irá del Barça

Y lo de Busquets es aún más complicado. Dejó caer el otro día que es feliz en el Barça y que quiere continuar, pero dejando abierta una puerta: "sólo mi mujer y Guardiola pueden convencerme de dejar el Barça". Su mujer, catalana y culé, difícilmente le invitará a dejar su casa y su club para probar aventuras en el extranjero, tal y como él mismo reconoció. Y Pep Guardiola tampoco le va a convencer de nada porque lo que nunca haría es quitarle al Barça, su club, a uno de sus jugadores emblemáticos. Y menos sabiendo que dentro de tres años estará de vuelta ejerciendo funciones que nada tendrán que ver con el banquillo. Esos son al menos sus planes a día de hoy.

La salida de Thiago Alcántara

Es cierto que hace tres años Guardiola se llevó a Thiago Alcántara al Bayern. Pero Thiago no era una figura emblemática. Ni siquiera era titular. El Barça no podía ofrecerle los minutos que reclamaba porque tenía por delante a Xavi e Iniesta, que eran mejores que él. La de Thiago fue la marcha de un suplente. Nada que ver con la hipotética salida de Sergio Busquets. Para que Busquets fiche por el Manchester City tendría que dar un paso al frente y manifestar públicamente que se quiere ir del Barcelona -algo que no ocurrirá nunca-. Sólo en este caso Pep Guardiola actuaría y se lo llevaría al City. Ficharía a un jugador que no quiere seguir en el Barça y que estaría en el mercado. No es el caso de Busquets, que lo único que pretende es continuar en el Barça con el contrato que firmó hace ahora un año retocado al alza. Y eso es lo que sucederá en los próximos meses. Guardiola seguirá enamorado de Busquets y Busquets de Guardiola. Pero en la vida también se dan los amores imposibles. Este lo es. Esta situación sirve, sin embargo, para tener entretenidos a los medios más radicales de Madridy del Real Madrid, que se alimentan de ilusión. La ilusión que transmite Zinedine Zidane y la que proporciona la idea de pensar que Busquets o Neymar puedan dejar al Barça. Iluso viene de ilusión.

Deja tu Comentario