2012-01-12 23:01 FC Barcelona Por: Administrador

Que vaya preparándose el Real Madrid (1-2)



Esta vez el Barça llegó a tiempo y la niebla incordió, pero no lo suficiente como para impedir la disputa del encuentro. Guardiola ha aprovechado para dar entrada en el equipo a muchas caras poco habituales en sus alineaciones y habrá podido sacar sus conclusiones después de una primera parte soporífera en la que el Barça no entró en el partido y se fue al descanso con el marcador en contra.

Debió haber "guardiolina" en el descanso, porque el equipo blaugrana salió con otro espíritu al campo. Y bastó con que le pusiera un mínimo interés a la búsqueda del gol para que éste llegara. Fue a los tres minutos de la reanudación. Alexis remataba de cabeza a la red un centro de Adriano. El Barcelona empezaba a parecerse al Barcelona, triangulando y jugando al primer toque, aunque sin florituras, sin grandes excesos. Hasta que en el minuto 71 Sergi Roberto culminaba una gran actuación subiendo al marcador del gol de la victoria blaugrana. Misión cumplida.



Y poco más se vio en un partido sin historia que nació muerto tras el 4-0 del partido de ida. Guardiola dio oportunidades a Pinto, a Montoya, a Fontàs, a Mascherano de nuevo en el centro del campo, a Sergi Roberto y de nuevo a Cuenca y Pedro. Tampoco era un día para exigir demasiado, pero al menos la honra ha quedado cubierta y el Barça ha salido vencedor del Reyno de Navarra. Sólo hay que lamentar las lesiones de Fontàs, en el minuto 12, y de Pedro en la segunda mitad. Ambas se las produjeron solos, sin mediar acción del rival. El tema empieza ya a ser preocupante.

Si a Mourinho le dio por tomar notas, habrá perdido el tiempo. Poco o nada tiene que ver este Barça con el que se medirá al Real Madrid en el Bernabéu la semana que viene. Lo único que tienen en común estos dos Barças es su carácter ganador. Porque el Barça siempre sale a ganar. Por eso ha ganado esta noche en Pamplona y por eso saldrá al Bernabéu sin trucos, sin inventos, sin sorpresas en la alineación. Este Barça no trata de engañar a nadie, aunque la afición de Osasuna piense que sí, de ahí los silbidos a Messi. No hay quien los entienda, acuden al Reyno de Navarra a pasar frío y a ver perder a su equipo y cuando Guardiola, en su honor, pone a Messi en el campo, para darle sentido al precio de la entrada, no se les ocurre otra cosa que silbarle. Como dijo Guardiola la semana pasada, a ver si habrá que pedir permiso para alinear a Messi o preguntar antes al rival si le parece bien que juegue el argentino.

Mourinho está avisado. El Balón de Oro sí jugará en el Bernabéu, le guste o no le guste.




Deja tu Comentario