2013-09-26 00:09 FC Barcelona Por: Administrador

¡El árbitro alarga 4 minutos el partido para que gane el Madrid... de penalti!



Joan Tubau

Hace diez días, con el mismo árbitro, los mariachis que el presidente Pérez tiene repartidos por la prensa madrileña, pusieron el grito en el cielo porque el Barça marcó el gol de la victoria ocho segundos después del tiempo establecido. Hoy Muñiz Fernández ha alargado cuatro minutos el Elche-Real Madrid esperando la señal convenida. Y ésta llegó de la mano de Pepe, el futblista más leñero, antideportivo, cuentista, mal compañero y mal profesional del fútbol español.



El mismo que va por los campos repartiendo coces y quejándose de que los demás hacen cuento cada vez que ataca a sus tibias, agarró fuera de tiempo a un rival dentro del área del Elche, se fue al suelo y se lo llevó por delante. Tenía que parecer un accidente, pero no lo pareció. Se ha visto clarísimo que Muñiz estaba esperando la señal convenida. Y en lugar de expulsar a Pepe por intentar engañarle, le premió con el penalti 40 segundos después del límite del partido. Antes, durante el encuentro enseñó tarjeta a un jugador local por entender que había hecho teatro. Para Pepe no hubo castigo. Premio. Un premio que se tiene que repartir con Muñiz por haber evitado que la liga quedara sentenciada en septiembre, como ya ocurrió el pasado año.

Y así, penalti a penalti, Cristiano Ronaldo va cimentando su fama de goleador. No gana títulos, porque ni a base de penaltis fuera de tiempo consigue el Madrid un cadencia de equipo grande en la asignatura de los títulos, pero al menos le sirve para que Messi no le deje en ridículo. El Madrid pudo haberse perdido hoy por el retrovisor del Barcelona, y sólo Muñiz Fernández lo impidió. Luego hablarán de villaratos y demás sandeces. Lo que hoy se ha visto en el Nuevo Altabix se verá en todo el mundo. El planeta entero sabrá cómo se las arregla el Madrid para no quedar descolgado en la Liga en el mes de septiembre.

El mundo entero verá cómo Muñiz Fernández ha perdonado la expulsión a Sergio Ramos e Isco, cómo ha convertido en tarjeta contra el Elche un penalti cometido por Khedira, cómo en caso de duda, siempre a favor del Madrid, cómo se debe castigar al defensa que se atreve a mirar a Cristiano.



No, no pareció un accidente. Ha parecido lo que ha sido, una vergüenza, un escándalo. Como diría Mourinho: "A mí me daría vergüenza ganar así", pero son tantos años ganando así, que ya no da frío ni calor. Es lo normal.


Deja tu Comentario