2012-12-04 11:12 FC Barcelona Por: Administrador

"¿Quién es ese?"



Seguramente Jose Mourinho arastra un trauma de su época de traductor/auxiliar/ayudante/chico para todo que desempeñó en el FC Barcelona en la época en la que no era más que un apéndice de Bobby Robson. Quizá por eso, porque en algún momento pudo sentirse despreciado, ahora que ha conseguido embaucar a algunos para hacerse pasar por "The Special One", saca siempre que puede a relucir el odio que siente hacia los segundos entrenadores, especialmente sin son del equipo contrario.

Ya lo hizo con Tito Vilanova, de quien, minutos después de agredirle impune y cobardemente metiéndole el dedo en el ojo, dijo: "¿Pito? ¿Tito? No sé quién es". Todo un ejemplo de soberbia y arrogancia de quien nunca supo perder y mucho menos ganar. Ahora sí lo sabe. Lamentablemente para él ya sabe quién es ¿Pito? ¿Tito? Vilanova. Es el entrenador del mejor equipo de la liga española, el mismo que le saca 11 puntos al Real Madrid, el mismo que va a desencadenar su cese como entrenador blanco por no poder resistir su ritmo.



No contento con aquella grosería, esta mañana ha vuelto a las andadas. Alguien le ha preguntado en la rueda de prensa por el incidente que protagonizó con "Mono" Burgos, el ayudante de Simeone, durante el derbi. Su respuesta no ha podido ser más digna de Mourinho: "¿Quién es ese?". Es fácil entender que Florentino Pérez se haya cansado de un tipo tan desagradable y mal educado. Esas salidas de tono groseras y barrionbajeras ya no hacen gracia y empiezan a cansar. El fútbol español no se merece que venga un tipo malcarado de fuera para faltar el respeto a los profesionales de aquí. Y el colectivo de entrenadores  algo debería hacer. Algo más que reirle las gracias a quien ensucia el buen nombre de la profesión de entrenador.


Deja tu Comentario