2012-03-19 09:03 FC Barcelona Por: Administrador

¿Quién se cree que Guardiola tira la Liga?



Player Video...
//

 

Lo demostró ayer Guardiola y lo demuestra el equipo partido tras partido. En cuanto a estos últimos poco hay que decir. Los jugadores lo están dejando todo en el campo en los últimos partidos y ayer dejaron claro una vez más que lucharán por recortar puntos y acercarse al Real Madrid hasta el último partido. Pero, sin duda, el que ha dejado más claro que esta Liga se va a pelear ha sido Pep Guardiola.



Recordemos el partido de ayer. Durante la primera parte se le vio gesticular continuamente, recriminando acciones que no le gustaban de sus jugadores. El míster no ha dejado de exigir a sus futbolistas concentración absoluta. Posteriormente, cuando ha sustituido a Adriano y el brasileño ha llegado a la banda, le ha dicho de todo mientras el lateral respiraba un poco de oxígeno después del esfuerzo. Enseguida Guardiola ha notado que se había pasado y le ha dado una palmada amistosa para calmar los nervios. Pero no ha sido lo único. Más tarde, en otro arrebato, ha lanzado una botella vacía hacia atrás, impactando en uno de los miembros de las asistencias médicas. Rápidamente se ha girado para pedir perdón, cuando se ha dado cuenta. El operario le ha sonreído con complicidad, comprendiendo la situación de tensión que estaba viviendo el técnico. No fueron los únicos enfados que cogió el míster a lo largo del partido, que se lo pasó gesticulando como sólo hace en las grandes ocasiones.

Signos todos ellos de nerviosismo, de entrega, de querer ganar la Liga. Más lo demostró en la rueda de prensa. Primero, repitiendo una y otra vez que la Liga no se iba a ganar. Un mensaje que ya dio otro barcelonista hace años, cuando el Barça se encontraba en una situación parecida y necesitaba un revulsivo. Fue en la temporada 1990-91. El Barça estaba descolgado en la clasificación y Johan Cruyff afirmó lo inevitable, es decir, que el Barça no ganaría la Liga. Al final, campeones cuatro años seguidos.

Pero eso no es todo. A Guardiola, dado que no dejaba de repetir que no iba a ganar la Liga, le preguntaron por si entonces el equipo estaba más centrado en la Champions. Ahí al míster le cambió la cara y aseguró que el equipo juega cada partido sin pensar en el resto. Que el equpo competirá hasta donde pueda, o le dejen, en las competiciones que tiene entre manos. No quería saber nada de Champions, sólo del partido de ayer y el del próximo miércoles. Por supuesto que le preocupa la Champions League, pero ahora se juega la Liga y el Barça no va a dejar escapar ni un sólo punto más. El Barça y Guardiola van a por la Liga, no tengan duda.




Deja tu Comentario