2014-02-25 12:02 FC Barcelona Por: Administrador

¿Quién se ha creído que es Pedrerol para exigir la dimisión del presidente del Barça?



Joan Tubau

Josep Maria Bartomeu y su junta dimitirán si ellos quieren o si así lo desean los socios del FC Barcelona, que son los únicos que tienen poder de decisión en el club. Ellos pusieron a esta directiva donde está con sus votos y sólo ellos, a través de la maquinaria democrática que recogen los estatutos del club, vía moción de censura, pueden echarla del Barça. Los gritos que lleguen desde Madrid sólo servirán para identificar más a los aficionados barcelonistas con esta directiva, que lo está haciendo mal, que ha engañado en el fichaje de Neymar y que no está respondiendo a las expecttivas que generó en 2010. Pero Rosell fue el candidato más votado de la historia del club y Rosell fue elegido junto a sus directivos.



Los socios los pusieron ahí y sólo los socios les pueden echar. Por mucho que un programa madridista como El Chiringuito desee fervientemente acabar con Bartomeu por la vía rápida. Aún haciéndolo mal, esta junta ha conseguido algo que pone de los nervios a Florentino Pérez y a su corte de aduladores y mariachis mediáticos: Neymar no es del Real Madrid. Neymar es del Barça. Eso es lo que les escuece en la capital. Y van tan desesperados por saldar viejas cuentas personales con los que hoy mandan en el Barça que se pasan de frenada y hasta el propio Eduardo Inda, el que destapó las irregularidades del fichaje de Neymar, les tiene que parar los pies. Anoche les dijo en El Chiringuito: "Si deben dimitir o no, lo deben dictaminar los socios".

Algo tan sencillo como eso no lo tienen claro en los platós en donde se ejerce el hooliganismo madridista más radical. Los socios del Barça harán lo que crean más conveniente, nunca lo que les ordenen desde el Club de Fans del presidente Pérez, el único presidente al que respetan y veneran, hasta el punto de que jamás se atreverán a cuestionarle ninguno de los chanchullos que ha realizado para financiar sus fichajes. Eso está prohibido en este tipo de programas tendenciosos. Por cierto, que Eduardo Inda, el que sostenía hace unas semanas que el fichaje de Neymar saldría por 150 o 170 millones ahora dice que serán entre 130 y 140. O 2.500, es igual. Cuando se trata de disparar contra el Barça todo vale.


Deja tu Comentario