2015-11-09 08:11 Real Madrid Por: Administrador

Ramos llama "lamentable y patético" al público sevillano



Sergio Ramos vivió un partido de contrastes en el Pizjuán. Por un lado, marcó un golazo de chilena que adelantaba al Madrid en el estadio sevillista. Sin embargo, minutos después, Ramos tenía que abandonar el campo por una lesión en su hombro. Pero lo que más daño le hizo al central andaluz fue aguantar los silbidos e insultos de su antigua afición.

Así de contundente se mostraba Sergio Ramos a los micrófonos de Movistar+ tras finalizar el partido sobre la afición: "Lamentable, patético, me tendrán que matar así. Meteré dos banderas en mi lápida, la del Sevilla y la del Madrid. Recuerdo todos los buenos momentos aquí desde niño. Agradezco los aplausos de muchos, pero obviamente los pitos de otros no me quitan el sueño".




Deja tu Comentario