2015-06-29 17:06 Real Madrid Por: Administrador

Ramos tensa la cuerda y podría declararse en rebeldía



Sergio Marco

Ya lo saben, Sergio Ramos quiere 10 millones netos al año desde ya y durante los próximos cinco años, y el Real Madrid le ofrece 7,5 y de ahí no se mueve. El club piensa que ya recompensa de forma suficiente a uno de sus jugadores más carismáticos (37,5 millones) y el jugador se siente ofendido porque piensa que merece cobrar más que Benzema y acercarse a Bale por los méritos contraidos en las últimas temporadas. Es un problema de dinero y también, por parte de Ramos, de confirmar que el club está dispuesto a hacer un esfuerzo reconociéndole sus méritos. El problema es que a Florentino Pérez también le gustaría que Sergio Ramos hiciera un esfuerzo quedándose en el club sin supeditarlo todo al dinero.



La cuestión es que mientras el jugador se encuentra en California disfrutando de sus vacaciones, el tema de su renovación está parado. El club entiende que le quedan dos años de contrato y que no hay ninguna prisa. Pero el jugador no es de la misma opinión, ha dejado a su hermano René en España por si se produce alguna novedad y a día de hoy tiene decidido no subirse al avión que trasladará a la plantilla del Real Madrid a Australia si no se ha solucionado antes su renovación o su traspaso. El inicio de los entrenamientos está fijado para el día 11. Ramos quiere tener resuelto su futuro para esa fecha.

Y lo de su traspaso no está más fácil que la renovación. El Madrid pide 90 millones por él, y la mejor oferta que ha llegado, la del Manchester United, no llega ni a 50. La esperanza de Florentino es que la entrada en acción del Manchester City sirva para animar la puja para que entre los dos suban el precio hasta unos niveles próximos a lo que pide el Real Madrid.

 




Deja tu Comentario