2017-01-06 18:01 FC Barcelona Por: Administrador

Raúl García se enzarzó con el banquillo del Barça tras su expulsión



Raúl García es un jugador que siempre está presente en todas las polémicas. Desde su etapa en el Atlético de Madrid, el pamplonica se ha ganado la fama de jugador duro, contundente y que actúa siempre al límite de la legalidad en sus entradas. Cuando jugaba con los del Cholo, siempre se escudaba en la ‘intensidad’ que le ponía a todas sus acciones. Lo cierto es que Raúl García se mueve como pez en el agua en las trifulcas, que suele provocar. Muchas veces ve amarilla por acciones feas con el rival, pero sabe escabullirse y logra acabar los partidos sin ver la roja. Ante el Barça, no tuvo la misma suerte. El jugador del Athletic se fue expulsado por doble amarilla, por dos infracciones que no admiten discusión a Iniesta y Neymar. El navarro, quizás porque está acostumbrado a salirse de rositas, montó su particular show al abandonar el campo. No protestó al árbitro, pero se encaró con el banquillo del Barça antes de bajar a vestuarios.

Raúl García tuvo que ser contenido

En cuanto coincidió con el banquillo del Barça, García no dudó en enzarzarse con el staff y los jugadores. Luis Enrique no entró al trapo, pero sí hubo intercambio de palabras con Unzué. El mosqueo de Raúl García fue en aumento y tuvo que ser entre el delegado del Athletic y otros compañeros los que le separasen y se lo llevasen fuera del campo. El navarro se perderá la vuelta en el Camp Nou, que promete ser igual de intensa y caliente como lo fue la ida.

Deja tu Comentario