2011-11-21 19:11 FC Barcelona Por: Administrador

Real Madrid: ¿Un equipo o una banda de provocadores?



Según informa Mundo Deportivo, las provocaciones de los madridistas en el encuentro que disputaron en Mestalla fueon constantes. "De hecho, el entrenador del Real Madrid llamó hasta en cinco ocasiones "payaso" a Jordi Alba tras considerar el portugués que el lateral valencianista se había tirado en una entrada de Ozil. Sus continuos insultos fueron captados por las cámaras de televisión. Mourinho también se encaró posteriormente con David Albelda, que fue a recriminarle su actitud con Jordi Alba".

Jose Mourinho no sólo no ha cambiado, tal y como ha pretendido hacer creer la interesada campaña de imagen que le han brindado los medios de comunicación afines para lavar su imagen, sino que empeora en su comportamiento antideportivo y provocador. Mientras él insultaba a los jugadores contrarios y hacía el payaso subiéndose a caballito a lomos de Callejón, sus jugadores, siguiendo instrucciones, buscaban constantemente la tangana para paralaizar el juego e impedir que el Valencia pudiera crear situaciones de peligro. Por otra parte, los jugadores blancos, buenos discípulos de su maestro, no dudaron en buscar la crispación del público valenciano con gestos que revelan su pobre concepto del fair play.



Han demostrado ya que no saben perder y en Valencia también pusieron de manifiesto que no saben ganar. Así se entienden los gestos de Sergio Ramos llevándose la mano a la oreja cuando marcó su gol o la actitud de Cristiano Ronaldo tirándose al suelo y dedicando al público el tercer gol del Madrid mientras Pepe hacía gestos a los aficionados recordándoles que el Madrid iba ganando. Luego se sorprenden de que no son queridos en ningún campo.

A escasas tres semanas de la visita del Barça al Bernabéu, Mourinho y sus chicos dieron un adelanto de lo que puede ser ese partido, además en casa, con el calor de un público entregado a la noble causa de ayudar a acabar con la hegemonía insultante del Barça. Sólo así, caldeando el ambiente y sacando de sus casillas al rival puede Mourinho imponer sus criterios futbolísticos.

 



 


Deja tu Comentario