2017-04-05 21:04 Real Madrid Por: Administrador

El Real Madrid ‘B’ demuestra quién manda en LaLiga (2-4)



El líder de la liga española sigue a ritmo de crucero y logró una cómoda victoria ante el Leganés por 2-4 para enviar un mensaje a sus perseguidores: este equipo tiene hambre de campeón. Los goles de Morata y James colocan a los blancos con cuatro puntos virtuales de ventaja. Llegaba el Madrid a Butarque con más cosas a perder que a ganar. El conjunto de Zidane se plantaba ante el Leganés con 9 cambios respecto al once que venció al Alavés en el Bernabéu. En estos cambios también se incluían piezas claves como Cristiano Ronaldo, Karim Benzema, Modric o Kroos. Y ahí apareció la segunda unidad del equipo para demostrar el increíble fondo de armario que tiene este Real Madrid. El partido de Álvaro Morata o de Marco Asensio demuestran que este equipo es una piña donde todos se sienten importantes, algo clave para lograr el título de liga. La partida de españoles ha demostrado que el Madrid es un equipo de futuro y con carácter nacional.

El Madrid de Asensio y Morata sentencia a los 20 minutos

A pesar de las numerosas bajas, el Madrid no pudo empezar mejor. Casi sin empezar a jugar, Morata ya había avisado con un chut que se marchó desviado. Y tal fue la efectividad del Madrid que en poco más de 20 minutos ya se había puesto 0-3 en el marcador. Abrió el marcador James gracias a una jugada mágica de Asensio recorriendo el campo con una conducción brutal. Morata haría el segundo con un remate de cabeza dentro del área y el tercero tras una gran asistencia de Kovacic.

El Leganés pone emoción al encuentro

Con el 0-3 el Madrid se supo tan superior que, sin querer, dejó llevar su atención y le condenó a que el Leganés se ilusionara poniendo el 2-3. Ante la locura colectiva en Butarque, los del Lega se habían acercado con dos goles evitables pero que en ningún caso pusieron nervioso al equipo de Zidane, sabiéndose muy superior. Una vez más, cabe destacar, la falta de reacción de Keylor Navas en los dos goles locales.

El Madrid toma el control del partido

Con el 2-3 se llegó al descanso, con la esperanza del empate en el Leganés. Sin embago, al poco de empezar, de nuevo Morata –ayudado de Mantovani- anotaba el 2-4. Sentenciado el partido de nuevo y el Madrid que se hizo amo y señor del fútbol en Butarque. Sin despeinarse, el Madrid ‘B’ había hecho lo que había querido con el Lega. De esta forma, sobró toda la segunda mitad que sólo aportó el enfado de James al ser sustituido y una jugada maravillosa de Lucas Vázquez que estuvo a punto de acbar en el 2-5. Con esto, sigue el Madrid más líder que nunca y un partido menos para el final. Lección de profundidad de plantilla que ha permitido descansar a los titulares para el Derbi.

Deja tu Comentario