2014-04-03 19:04 Real Madrid Por: Administrador

El Real Madrid tiene la culpa de todas las desgracias del Barça



Carlos Muñiz

La "mano negra" ha sido el tema recurrente durante toda la intervención de Josep María Bartomeu esta tarde ante los medios de comunicación para tratar de explicar el nuevo lío en el que ha metido a su club. Siempre la referencia a la "mano negra" que está detrás de todo y mueve los hilos, siempre la sospecha de que no hay más mano negra que Florentino Pérez. Pero sin la valentía de admitirlo, aunque en una de sus referencias al tema Bartomeu ha dicho: "no pararemos hasta saber quiénes son esas personas...o esa persona". Es evidente que los tiros apuntan hacia Florentino Pérez, el personaje más perverso y maligno de nuestra sociedad según la versión culé. Él organizó lo del doping, lo del fraude de Messi a Hacienda, el escándalo de Neymar y ahora este vodevill tragicómico que ha acabado hartando a la propia FIFA. Incluso es posible que también fuera Florentino Pérez el toro que mató a Manolete, aunque este dato se está investigando y no está confirmado.



Cuando no saben cómo salirse, ahí está siempre disponible la figura de Florentino Pérez para cargarle el mochuelo. Contra el enemigo se vive mejor. Es bueno tener un enemigo para hacerle responsable de todas las maldades de la humanidad, y Bartomeu ha elegido a Florentino Pérez y el Real Madrid como paraguas para protegerse de la lluvia. Y además, chulo: "Desde hace tiempo detectamos que se quiere hacer daño al Barça  y lo estamos investigando. Tenemos decumentación con nombres, pero estamos trabajando en las pruebas. Tenemos evidencias que nos llevan a pensar que alguien nos quiere hacer daño y no pararemos hasta poder denunciar a los causantes directos. Encontraremos a las personas o persona".

Y se le ha entendido todo cuando ha dicho: "a alguno no le gusta que el Barça sea el mejor club del mundo". Afirmación harto discutible que va dirigida directamente a Florentino Pérez, que, al parecer, no tiene otra cosa que hacer que entretenerse haciéndole la puñeta al Barça. Florentino es un tipo preparado, capaz, inteligente y espabilado, pero su poder, que lo tiene, no llega a los extremos que le endosan en el Barça. Más que un "ser superior", sería directamente Dios.

Cosas del victimismo endémico y agudo al que recurre el Barça cuando algo no le sale bien y le pillan en un renuncio.




Deja tu Comentario