2016-05-04 21:05 Real Madrid Por: Administrador

El Real Madrid se come otro bomboncito en una Champions de pandereta



Fede Peris Malmoe, Shakthar Donetsk y PSG en la fase de grupos. Luego la Roma (a la que unos meses antes el Barça le endosó seis en el Camp Nou), luego el Wolfsburgo, octavo de la que dicen es penosa Bundesliga en donde el Bayern de Guardiola se pasea; y finalmente el Manchester City, que lucha sudando tinta para entrar en la Champions League del próximo año como cuarto clasificado de la Premier League. Este es el paseo del Real Madrid por la Champions League, que para él empieza en San Siro en la final ante el Atlético. Nada que ver con la Champions League conquistada por el FC Barcelona el pasado año, derrotando al campeón de Francia (PSG), al entonces campeón de Inglaterra (Manchester City), al campeón de Alemania (Bayern Múnich) y en la final al campeón de Italia, la Juventus.

Final de Liga de Campeones sin campeones

Y para el Real Madrid, siempre bombones. Un bombón detrás de otro. Y la vuelta siempre en casa, por si acaso. Así se lo ha montado el Real Madrid para llegar a la final de Milán, una final, por cierto, que no es de Liga de Campeones porque ninguno de los dos contendientes tiene rango de campeón. Ambos entraron en la Champions de propina, como acompañantes del campeón, y sin los méritos del campeón. El último paso lo ha dado el Real Madrid ante un infame Manchester City. Peor que penoso. Un candidato al descenso en la Liga BBVA no lo hubiera hecho peor. Pellegrini se va con el rabo entre las piernas y pidiendo a gritos que venga Guardiola para arreglar este desaguisado de un club que se ha gastado una millonada en fichajes para ofrecer una imagen tan patética. Soriano y Txiki Begiristain se han cubierto de "gloria". Era el rival que quería el Real Madrid en la semifinal y motivos le sobraban para desearlo. Ha necesitado el club blanco plantarse en la final para medirse a un rival de verdad, a un rival que desde lo de Lisboa le gana siempre. Un rival cuya afición canta: "Se busca un rival digno para un derbi decente", porque en sus últimos enfrentamientos el Madrid no ha sido un rival digno. Y mientras la claca mediática hablará de La Undécima, el Cholo Simeone, partido a partido, trabajará para lograr La Primera. Se ha cargado al Barça y al  . Eso sí que tiene mérito y no la charlotada de esta noche en el Bernabéu.    

Deja tu Comentario