2016-09-12 18:09 Real Madrid Por: Administrador

El Real Madrid también ganó en el Camp Nou



El Real Madrid fue el principal favorecido de la sorprendente derrota del Barça en el Camp Nou ante el ‘Glorioso’ Alavés. No solamente porque se afianzó en lo alto de la tabla como líder en solitario y aleja a los culés en tres puntos. Sino porque también pudo disfrutar de la evolución de uno de sus cedidos, que se graduó con nota en la victoria alavesista. Hablamos de Marcos Llorente, centrocampista del Real Madrid que milita cedido esta temporada en el equipo de Vitoria. Con apenas 21 años, dio un recital en uno de los mejores estadios del mundo. Llorente, canterano y con unos genes de futbolista con clase. Pues como de tal palo tal astilla, es sobrino de Paco Gento, pues su padre es el exjugador blanco Paco Llorente. La calidad corre por sus venas. Busquets ya debe estar con la mosca detrás de la oreja, pues viene pisando con fuerza el bueno de Llorente en su posición. Su trabajo elástico desde la medular del Alavés se prolongó hacia adelante, no mucho más allá del círculo central del Barça. Un posicionamiento que se parece mucho al trabajo de Casemiro en el actual Real Madrid. Así, secó a Rakitic y no dejó espacios a los delanteros azulgranas.

Con Llorente también ganó Zidane

Pasó siempre rápido, buscando soluciones a un toque, sin complicaciones. Dio 24 pases, de los cuales 17 fueron acertados (70%); en los duelos que mantuvo por el balón, ganó también el 70 %. Para dejar claro que un jugador de corte defensivo también es sinónimo de talento y magia. Llorente, poco a poco, está llegando a su madurez futbolística. Si sigue así, no cabe duda que volverá al Real Madrid para quedarse. Es uno de los jugadores que puede inscribir el club tras la sanción FIFA. Zidane tiene en Marcos Llorente el recambio perfecto para Casemiro.




Deja tu Comentario