2011-08-29 23:08 FC Barcelona Por: Administrador

Recital del campeón ante un rival de Champions League (5-0)



El Barça no tenía delante esta noche a un oponente condenado a luchar por la permanencia, sino a un rival de nivel Champions League. No es que el Villarreal sea un mal equipo, simplemente lo parece cuando la comparación debe hacerse ante un Barcelona que ha alcanzado la excelencia.

Con Alves, Piqué, Puyol, Maxwell y Adriano fuera de combate, Guardiola ha afrontado el partido con seis centrocampistas y dejando a Xavi y Villa en el banquillo. Este año se lo puede permitir. Porque si la pasada temporada lo que le faltaba al Barça era fondo de armario, ahora lo tiene. El Barça ha creado una tela de araña en el centro del campo ante la que el Villarreal se ha estrellado hasta el desquiciamiento. Tan estudiado y trabajado tenía el Barça este partido, con la Supercopa de Europa recién jugada, que el Villarreal nunca tuvo opción a poner a prueba la defensa de circunstancias del Barcelona.



Cesc tan pronto jugaba de delantero centro como bajaba a auxiliar a Keita en sus funciones de medio centro. Thiago, tan pronto ejercía de lateral como inventaba fútbol de nivel Messi. Y Alexis ha descubierto muy pronto lo fácil que es ver puerta en este equipo solidario en el que todos juegan para todos.

Thiago ha abierto la cuenta, Cesc ha anotado el segundo, Alexis el tercero y Messi los dos últimos. Y el Camp Nou haciendo la ola, porque este equipo es puro espectáculo. 75% de posesión de balón en la primera parte y 80% en la segunda. Y todo eso con juego profundo y llegando con intención a la portería contraria. Este Barça no es de este mundo, es celestial.

La aportación de Cesc en el centro del campo será decisiva a lo largo de la temporada. Se entiende bien con Messi, con Iniesta, con Pedro... Todo lo hace fácil. Su debut en la liga española ha sido más que prometedor, con gol incluido. Pero el gran protagonista de la noche es Thiago. Si alguien pensaba que la llegada de Cesc iba a cerrarle el camino a Thiago, Guardiola se ha encargado de negarlo. Ha dejado a Xavi en el banquillo y les ha alineado juntos al lado de Iniesta, Keita, Busquets y Mascherano. Thiago no sólo ha demostrado que el campeón de Liga y de Europa no le viene grande, sino que incluso puede sobresalir en él. Lo suyo esta noche ha sido una exhibición. Él abrió la cuenta con un gol de maestro, él se encargó de consolidar el marcador con sus asistencias de gol, él supo trabajar para el equipo cortando balones y él aportó los mejores detalles de la noche con su fútbol espectacular, exquisito y práctico. Thiago está llamado a ser el crack del fútbol. ¡Y sólo tiene 20 años!



Messi ha encontrado en Thiago a un nuevo socio a añadir en la sociedad que ya forma con Iniesta y Xavi. Hablan el mismo idioma y emplean los mismos medios. Por eso el argentino, sin obsesiones ni ataques de egoismo, cerró el tanteo con dos goles, casi sin querer. No sabemos si Messi volverá a hacer suyo el pichichi y la Bota de Oro. Lo que no dudamos es que Messi volverá a hincharse a marcar y dar goles y a participar en el papel de gran protagonista en el juego colectivo de este gran Barça.

Guardiola puede estar contento. Este equipo promete grandes emociones para esta temporada. El Camp Nou volvió a hacer la ola, porque volvió a disfrutar del espectáculo del fútbol. Esta vez sin tanganas, agresiones y entrenadores que no saben comportarse. Esta noche ha triunfado el fútbol en el Camp Nou. Ha triunfado el Barça.


Deja tu Comentario