2015-02-24 21:02 FC Barcelona Por: Administrador

El mejor Barça deja vivo al Manchester City (1-2)



Juanjo Sendra

Manuel Pellegrini quiso ser valiente contra el Barça y plantear un partido de tú a tú y casi le cuesta la eliminatoria ante un Leo Messi imperial y un Luis Suárez que al fin tuvo el premio del gol en un partido importante con la camiseta azulgrana. Los de Luis Enrique vencieron 1-2 ante un Manchester City que se pudo llevar tranquilamente una manita en un primer tiempo celestial por parte culé.



No tardó mucho Luis Suárez en demostrar sus ganas y pese a errar los primeros pases del partido aprovecharía al máximo un centro al área de Messi que Kompany no supo despejar y el uruguayo no perdonó en el área pequeña para abrir el marcador y darse su primera alegría de la noche.

Dzeko iba a intentarlo poco después en lo que iba a ser una de las acciones más claras por parte del City en el primer tiempo, pero su remate de cabeza se marchó fuera bastante desviado de la portería defendida por Marc-André ter Stegen.

Luis Suárez avisó en el minuto 25 al perdonar un uno contra uno ante Hart que disparó al muñeco tras un sensacional pase de Neymar. El Barça fluía y el 0-2 era cuestión de tiempo y no tardó en llegar.



Llegados al minuto 30 Leo Messi, que estaba destrozando a los ingleses cada vez que se hacía con el esférico, desarboló toda la defensa inglesa antes de cederle el balón a Jordi Alba para que diera el pase de la muerte y Luis Suárez, demostrando su olfato goleador, iba a convertir su segundo tanto del partido.

A partir de ahí el Barça jugó a placer hasta el descanso con posesiones prolongadas de más de dos minutos y con varias opciones fallidas de marcar el tercero, la más clara en un disparo de Dani Alves al travesaño.

Tras el paso por vestuarios, el equipo de Manuel Pellegrini despertó y compitió tras haberse visto totalmente superados en el primer tiempo y de la mano del Kun Agüero llegaron sus mejores minutos, minutos que dieron para que el argentino aprovechara una serie de errores en la jugada desafortunada del partido para recortar diferencias y volverse a meter en la eliminatoria. 

Poco después llegaría la expulsión de Clichy, alguno más como Kompany deberían haberle acompañado a vestuarios, y con diez el Manchester City siguió intentándolo sabiendo que de caer un tercer tanto culé la eliminatoria estaría sentenciada. Sin embargo, Ter Stegen, muy atento toda la noche, desbarató sus opciones.

Ya en el tiempo añadido, Leo Messi se inventó una jugada genial que acabó con Zabaleta derribándolo dentro del área. Pero el crack azulgrana desaprovechó una pena máxima que hubiese dejado el partido de vuelta como un mero trámite. Ahora la vuelta está abierta, aunque el Barça si consigue alcanzar el nivel del primer tiempo de hoy no debería sufrir.

 

Etihat Stadium, --.---- espectadores.


Deja tu Comentario