2012-03-20 21:03 FC Barcelona Por: Administrador

Remontarle 8 puntos a Mourinho es muy fácil



Sólo hay que echarle un vistazo a la trayectoria profesional de Jose Mourinho para darse cuenta de que las ligas que ha ganado las ha cimentado en una primera vuelta con una exigencia física extraordinaria que ha pagado al final. Mourinho ha ganado ligas con Oporto, Chelsea e Inter, pero en ninguno de esos campeonatos se ha medido con un rival como el Barcelona, capaz de afrontar el tramo final de la Liga con la convicción de ganar todos sus partidos.

En cinco de las ligas ganadas por Mourinho ha cedido más de 8 puntos en las 11 jornadas finales. En la temporada 2002-03, con el Oporto, cedió 7 puntos. En la siguiente, con el mismo equipo, cedió 10 puntos. En su primer año en el Chelsea sólo cedió 3 empates, 6 puntos. Pero en la 2005-06 se dejó por el camino 11 puntos: 3 derrotas y un empate. Un año después fueron 10 puntos ,5 empates, que le impidieron ganar la Liga. Después de ser despedido en el Chelsea, cogió las riendas del Inter de Milán. En su primer año cedió 9 puntos en las últimas 11 jornadas (3 empates y 1 derrota). En su último año italiano fueron 10 los puntos perdidos en el tramo final (2 derrotas y 2 empates).



La referencia más cercana del año pasado, ya con Mourinho como entrenador del Real Madrid, nos muestra que el equipo blanco perdió 8 puntos las las últimas 11 jornadas (empate en el Bernabéu ante el Barcelona y derrotas en casa ante Sporting y Zaragoza). La temporada pasada el Madrid dio muestras de su desgaste físico en el último tramo de la temporada. Cedió de manera inexplicable dos derrotas en casa ante equipos de inferior nivel, como Sporting y Zaragoza. Es el resultado de los métdos de un técnico que lo fía todo a una primera vuelta pletórica y de gran exigencia física, pero que luego sufre las consecuencias con finales agónicos motivados por el desgaste.

Queda claro que remontarle 8 puntos a Mourinho no es ciencia ficción. Esuna realidad natural y habitual que está presente a lo largo de su trayectoria. Además, el Real Madrid hace ya semanas que ha empezado a ofrecer síntomas de agotamiento y bloqueo. La alarmante baja forma de Xabi Alonso, un futbolista que lo juega prácticamente todo, ha contagiado al resto del equipo, que ahora juega sin frescura, no encuentra el camino del gol y necesita de ayudas arbitrales, especialmente en campo contrario para resolver sus partidos por la mínima (Rayo y Betis).

Mientras tanto, el Barça va lanzado. Su fútbol, de la mano de Messi, va a más y, lo que es muy importante, el calendario que le resta es muchísimo más asequible que el que espera al Real Madrid, que debe visitar Pamplona, Calderón, Camp Nou y San Mamés, y recibir a Valencia y Sevilla. Guardiola puede intentar despistarnos a todos, pero la realidad es la que es: si el Barça no falla, tiene muchísimas posibilidades de ser campeón.






Deja tu Comentario