2012-04-20 19:04 Real Madrid Por: Administrador

Ribéry y Robben llegaron a las manos en el descanso



El duelo Bayern de Múnich-Real Madrid tenía asegurado ser un envite de altos vuelos en los que todos querían sobresalir. Franck Ribéry y Arjen Robben no iban a ser menos. Dos de las estrellas del Bayern lo intentaron por todos los medios, pero la tensión fue tal que podrían haber acabado a golpes en el vestuario.

Según narra el diaro alemán Bild, la disputa entre ambos se pudo ver ya en la primera mitad sobre el césped, durante el lanzamiento de una falta, donde Rooben se lo dejó claro a Ribéry: “Deja tirar a Toni (Kroos), él las marca todas en los entrenamientos”. El balón acabó en la barrera, con el enfado mayúsculo del jugador galo.



El rifirrafe no quedó ahí, según informan estos, la temperatura subió en el descanso entre Robben y Ribéry hasta el punto de llegar a las manos y siendo separados por sus compañeros. La tensión era máxima, y la cara de Robben al término de encuentro reflejaba el supuesto golpe recibido por su compañero en el pómulo derecho.

Este asunto no ha quedado en el vestuario, sino que ha llegado a la plana mayor del Bayern de Múnich, la cual podría haber impuesto una severa multa a Ribéry, además de haber obligado a este a pedir perdón a Robben y al resto de sus compañeros por el incidente. 


Deja tu Comentario