2011-06-21 16:06 FC Barcelona Por: Administrador

Ricky Rubio, un mal negocio para el Barça



 "Se pagaron 4.2 millones por su fichaje, y ahora, al cobrar sólo uno, se pierde dinero. No estaba amortizado. Quedaba un millón por amortizar. Pero dejamos de pagar su sueldo y eso ayuda a reducir el 1%", ha dicho el presidente barcelonista. Ricky Rubio fue una locura de Joan Laporta que no acabó de cuajar y que no justificó la inversión de 4,2 millones pagados por su fichaje, el más alto jamás realizado en el baloncesto europeo. De hecho, se valoró más a este jugador de lo que el mercado está dispuesto a pagar por las joyas de la cantera de fútbol que el Barça presenta al mercado.

Sin embargo, la explicación de Sandro Rosell felicitándose porque sin Ricky en el equipo el club se ahorrará su ficha no deja de ser cómica, dado que si Ricky no está, otro ocupará su lugar y habrá que pagarle. Hay que recordar que la ficha de Ricky no era precisamente de las más altas del equipo y ni de lejos llegaba a los dos millones de euros por temporada que se le han garantizado a la nueva adquisición Chuck Eidson.




Deja tu Comentario