2013-03-06 10:03 FC Barcelona Por: Administrador

Robar y robar. En España y en Europa. ¿No te da vergüenza, Mou?



Con doce y contra diez. Así gana el Madrid. Afortunadamente, como diría Karanka, "todo el mundo lo ha visto". Como mínimo lo ha visto toda Europa. Seguramente ahora Europa comprenderá las dificultades que tiene el Barceiona para ganar títulos en España. 12 contra 10. Todo el mundo ha visto cómo Mourinho presionaba al árbitro en el prepartido. Todo el mundo ha visto cómo el árbitro le perdonaba la tarjeta roja a Arbeloa por una entrada con mala fe y con intención de hacer daño a un contrario. Todo el mundo ha visto a Arbeloa luchando por un balón con Nani y recibiendo el impacto de éste, pero el portugués estaba jugando la pelota, no atizando indiscriminadamente, como ha hecho él en la jugada anterior. Pero Arbeloa, que es un mal profesional,, ha hecho teatro, ha exagerado la acción, que como mucho era merecedora de amarilla, y ha conseguido su objetivo: perjudicar a un compañero de profesión y echarlo del campo. Igual que quiso echar mierda sobre Messi inventándose una película de ciencia ficción. Así son las artes que emplea el Real Madrid. De otra forma no podría ganar.

Y no contento con la fechoría, el turco Cahir, al que habrá que seguir de cerca, no sea que un día de estos aparezca disfrutando de un apartamento con vistas al mar en Torrevieja (Alicante), se comió no uno, ni dos... ¡Tres penaltis en el área del Real Madrid! Es cierto que hubo una mano en el área del Manchester que no se atrevió a pitar. Le remordería la conciencia. pero luego hubo otra mano clara, clara, clara de Khedira dentro del área. Y otra de Sergio Ramos que servía para desviar la trayectoria del balón. Y en los últimos compases un claro derribo de Sergio Ramos a un delantero local. Todo eso sin contar que cada córner que lanzaba el Manchester United era respondido con tres o cuatro penaltis por los defensores del Real Madrid. Porque, mientras no se demuestre lo contrario, un agarrón dentro del área es penalti. Y de eso ha habido mucho, muchísimo., esta noche en Old Trafford.



Está bien que las fechorías arbitrales con el Real Madrid como beneficiario traspasen fronteras. Es bueno que Europa entera sepa cómo las gasta el Madrid en la UEFA después de llorar, llorar y llorar. El llanto purifica y si en España le ha servido para plantarse en la final de Copa, en Europa le va a llevar directo a la décima, la undécima y la duodécima. Las que quiera, Aunque pusiera a los juveniles, ganaría igual el Madrid. Tantos años aguantando la monserga del villarato y ahora se escudan en que quejarse es de perdedores. Efectivamente, con estas reglas del juego aquí sólo puede ganar uno y a los demás no les queda más recurso que el pataleo.

Decía Mourinho que a él le daría vergüenza ganar la Copa de Europa como las ganó Guardiola dos veces (en cuatro años, no en 15). Y él calla y se esconde. No quiere explicar cómo ganó este título con el Oporto, teñido de sospecha y de escándalo. Y con el Inter, más de lo mismo. Va directo a por la tercera, Y lo conseguirá. Si el resto de torneo se desarrolla con la misma tónica, el Real Madrid ya puede cantar el alirón. Con doce y contra diez es invencible.

Enhorabuena, campeones... de la vergüenza (Cita de Mourinho).




Deja tu Comentario