2015-11-28 09:11 FC Barcelona Por: Administrador

Robert Fernández tiene claro qué necesita el Barça 2016/17



El trabajo de Robert Fernández no para. Estamos llegando a la mitad de la temporada 2015-2016 y ya se ha decidido que no se podrá fichar a ningún futbolista en el mercado invernal. La decisión no ha gustado a Luis Enrique, pero ha entendido que la economía del club no está como para tirar cohetes y gastarse 18 millones de euros en un jugador que se dejó marchar gratis hace unos años como Nolito. Robert prioriza renovar la plantilla actual y piensa en fichar un central, un lateral izquierdo, un centrocampista y un recambio para la ‘MSN’.

El puesto de central



El director deportivo culé tiene bastante claro que habrán salidas en este puesto: Jérémy Mathieu tiene las puertas abiertas de par en par y se negociará su traspaso en verano, mientras que Marc Bartra quiere salir del club ante la poca confianza depositada en él por Luis Enrique. Ante esto, Robert intentará sacar un mínimo de 8-10 millones de euros por el francés y unos 15-20 por el catalán, que es un fijo de la selección española. Además, tampoco descarta dar salida a Javier Mascherano sí recibe una oferta acorde a su liderazgo y nivel: 20 millones de euros.

Ante esto, Robert lo tiene claro: debe venir un central joven y de garantías, que sea titular ya para formar pareja con Gerard Piqué. El elegido de la secretaria técnica es Aymerich Laporte, que pronto será representado por Carles Puyol y tiene una cláusula de rescisión asumible (50 millones de euros) sí finalmente se renueva el contrato de patrocinio con Qatar Airways y se cierran algunas ventas.

Un lateral izquierdo suplente



Luis Enrique y Robert ya están cansados de Adriano. Ha bajado mucho su nivel y cuando se le necesita, está lesionado. Tienen en mente aceptar una oferta que ronde los 3-5 millones de euros por él y se buscaría un recambio joven y de garantías (al igual que en el puesto de central), para dar descanso y poner en aprietos a Jordi Alba. Actualmente, el que más interesa es Wendell, del Bayer Leverkusen, valorado en 15 millones de euros aproximadamente.

El centrocampista

En este puesto es donde se considera que se debe invertir más. Solo llegará uno, pero será un jugador de clase mundial. Se está buscando un jugador que cumpla los requisitos que tenía Xavi Hernández (de hecho, se está trabajando con él en Qatar y ya ha hecho alguna recomendación) y además, pueda dar descanso a Sergio Busquets en el pivote defensivo.

El elegido está claro: Marco Verratti. Es un jugador joven y de clase mundial, con muchísima clase, pero pertenece al PSG, un equipo que no necesita vender y que ya ha dejado claro su precio: 100 millones de euros. El Barça está trabajando en abaratar la operación, pero si no se consigue, habría un viejo conocido por Luis Enrique en la recámara: Miralem Pjanic, de la Roma.

Y por último… el recambio de la ‘MSN’

Se ha visto que la vida post-Pedro es complicada. Ni Sandro ni Munir han dado el do de pecho durante la lesión de Lionel Messi: no han marcado y su juego ha sido más bien pobre. Buscarán traspasarlos con opción a recompra o bien, una cesión. Robert y Lucho están esperando a la incorporación de Aleix Vidal, pero quieren otro jugador que pueda hacer de extremo y delantero.

En un principio, el coste de este será bajo (o incluso cero), y el elegido podría ser Ezequiel Lavezzi, que acaba contrato con el PSG y está como loco por jugar en el Barça al lado de su compatriota y amigo Lionel Messi.


Deja tu Comentario