2017-02-17 19:02 Reportajes Por: Administrador

Ronaldo (el gordo) recurre a la mentira en su último ataque frontal al Barça



Fede Peris Ronaldo Nazario es otro de esos tipos que, como Figo, muerde la mano que le dio de comer. En este caso la del Barça. Y, como Figo, cuenta cómo fue su polémica salida del FC Barcelona en 1997 fabulándola según su conveniencia. Lo que no explica -nunca lo ha hecho- es que Alexandre Martins y Reinaldo Pitta, sus agentes, a los que luego dejó y que acabaron en la cárcel, habían llegado a un acuerdo con el presidente Núñez para firmarle un nuevo contrato que le convertía en el futbolista mejor pagado del mundo. Y todos contentos, el presidente del Barça, el jugador y los agentes... Bueno, los agentes no. Vieron que podían sacarle más dinero al presidente del Barça y 24 horas de alcanzar el acuerdo, exigieron mil millones más de las antiguas pesetas para ellos en concepto de comisión. Núñez entendió que le estaban sometiendo a un chantaje puro y duro una vez anunciado el acuerdo a la prensa  y no le tembló el pulso deshaciendo la operación aunque le avisaron de que el Inter estaba dispuesto a pagar los 5.000 millones de pesetas de su cláusula de rescisión, como así fue. Luego, como Figo, ya se encargó él de vender la película a su manera recurriendo al embuste.

Las mentiras de su traspaso y del caso Neymar

Y lo ha vuelto a hacer, ahora en la ESPN de Brasil en una charla con Djalminha: "La experiencia fue maravillosa, sin embargo no fue posible y no fue por mi culpa. Yo había llegado a un acuerdo para renovar mi contrato justo un mes antes de que terminase aquella temporada. Pero una semana más tarde, el abogado y el presidente del Barcelona acordaron que aquel contrato era absurdo. Aceptarían el dinero de cualquier club que pagase la cláusula de 29 millones de dólares". Y no contento con sus mentiras, las extiende ahora a la relación de Neymar con el Barcelona en un claro ejemplo de voluntad de intoxicar y meter cizaña en donde nadie le ha llamado:"En Barcelona, incluso a día de hoy, demuestran esas habilidades 'medio oscuras' en las negociaciones. Lo hacen de una manera diferente. Por ejemplo: con el Caso Neymar creo que todavía se sigue sin saber qué ocurrió. Hay muchas cosas graves y alguien iba a pagar caro por aquello", ha dicho. A Ronaldo (el gordo), quizá abducido por los años que pasó en el Real Madrid, se le ha quedado ese tono de acomplejado porque el Barça no aceptó el chantaje de dos personajes de dudosa fiabilidad que en cambio eran de su máxima confianza. Y le queda también el desconsuelo de que el mejor año de su carrera deportiva no fue en el Real Madrid, sino en el Barça. Y así lo ha reconocido cuando le han preguntado por su inolvidable gol al Compostela que, le guste o no, lo marcó con la camiseta del Barça. Poco se puede esperar de un tipo al que le dio igual jugar en el Barça que en el Real Madrid, en el Inter que en el Milan. Siempre donde hayan más billetes.  


Deja tu Comentario