2015-10-29 19:10 FC Barcelona Por: Administrador

Roncero celebra por fin algo en 2015



Fede Peris

Mal que le pese a Tomás Roncero, el Barça, este Barça, es el campeón de Liga, de Copa y de Champions League. El equipo del segundo triplete en la historia del club, algo que el Real Madrid centenario no sabe todavía lo que es. Mal que le pese a Tomás Roncero, el Barça, con medio equipo del filial (Segunda B) y sin un solo titular en el otro medio equipo, empató a cero. Nada que ver con el 4-0 del Alcorcón a las figuras del Real Madrid que logró apear a los blancos de la Copa.



Pero Roncero, en su mundo paralelo virtual, es de los que prefieren celebrar las cosas a mitad de camino, cuando todavía está a tiempo, antes de que la realidad le estropee el guión de su película. Sucedió el año pasado, cuando el Madrid empezó la temporada con el objetivo del triplete. Y sucede constantemente cuando el equipo blanco se enfrenta a grandes retos y fracasa. Ni con espiritismos ni apelando al espíritu de Juanito consigue Tomás Roncero que sus deseos se conviertan en realidad. Un fracaso detrás de otro. Como cuando celebra los sorteos de la Champions porque van a significar un éxito del Real Madrid y un fracaso del Barça y luego sucede todo al revés.

Y ahora estamos ante otro deseo, que no deja de ser más que eso, que el Villanovense elimine al Barça. De ocurrir eso, Roncero se llevaría la mejor alegría de todo 2015. Ya que no puede celebrar ningún éxito del Real Madrid, al menos que lleguen fracasos del Barcelona. Esos fracasos que tanto esperó en la temporada pasada y que no llegaron ni en la Liga, ni en la Copa ni en la Champions League.

Es tal el estado de excitación que genera en Tomás Roincero su barcelonitis aguda que en su cuenta de tuitter produce hilaridad releer sus comentarios sobre el partido de anoche: "Orgullo extremeño, orgullo español. El Villanovense le ha dado una lección al Barça. Enormes". "Burreo glorioso en Villanueva de la Serena. El Barça, pidiendo la hora". "El Barça, asediado...".  "Uuuuyyyy!!!". "¡Viva Villanueva de la Serena y sus buenas gentes!". "Espero el VILLANUEVAZO en el Camp Nou".



En Madrid son así. A falta de pan blanco, buenas son las tortas blaugranas. Y así son felices, soñando que aparece la vírgen en el Camp Nou y ayuda al Villanovense a meterle cuatro al Barça, como hizo el Alcorcón con el Real Madrid.


Deja tu Comentario