2013-06-18 13:06 FC Barcelona Por: Administrador

Roncero mete presión a los árbitros



El mega Real Madrid construido a base de talonario  se lo juega todo a una carta mañana ante el FC Barcelona en el quinto partido del playoff de la final de la Liga ACB. Las estrellas del Real Madrid se medirán a un Barça sin Pete Mickael, sin Natan Jawai y con Navarrro, Lorbek y Wallace lesionados. Lo tienen todo a favor ante un rival diezmado por las lesiones, pero la camisa no les llega al cuerpo. Por eso tiran de presión mediática tratando de influir en los árbitros. El equipo más beneficiado de la historia de este deporte se dedica ahora a llorar intentando amedrentar a los colegiados al más puro estilo Mourinho, que es lo que se lleva ahora en el Real Madrid.

Tomás Roncero, el más fiel florentinista de los periodistas, es un claro ejemplo. En su artículo de hoy publicado en el diario As deja al descubierto que el cagómetro ha entrado en su vida: "La final de la Liga ACB se ha visto abocada a un quinto partido de desenlace. Entiendo que los escépticos piensen que esto está medio organizado para que haya  un desempate al límite, lo que garantiza una buena audiencia el último día y una emoción máxima en el desenlace por el título. Pero el Madrid no tenía el menor interés en apurar la serie. Se lo aseguro. Pero quizás hay árbitros que sí. Qué me explique alguien cómo se come que Hierrezuelo y García González hayan pitado, ¡qué casualidad!, justo en las derrotas del equipo de Laso (el 71-72 del Palacio y el 73-62 del Palau el domingo).



García González fue el que decidió que la clara fuera de Tomic, con 65-61 en el marcador, fuese bola para el Barça. Estaba al lado y lo vio todo el Palau, incluida la afición azulgrana. Pero así se cerraba la posibilidad de un triunfo blanco que habría decidido el título ya con un 3-1 definitivo...
Hierrezuelo, qué cosas tiene la vida, también pitó el Madrid-Barça de cuartos de final en la Copa del Rey (Vitoria,  7-2-2013). El Madrid perdió tras dos prórrogas, una de ellas facilitada por un tiro libre de Lorbek lanzado a fallar a propósito. El Madrid se quejó de aquél arbitraje...

Y fíjense el doble rasero con el que han tratado a Navarro en el Palacio y a Rudy en el Palau. El capitán azulgrana no puede quejarse. En los dos partidos de la capital, sus rivales fueron castigados con 9 personales sobre su persona. Ello le permitió lanzar 13 tiros libres (sólo erró uno).

Sin embargo, Rudy (que ha fallado los 16 triples que ha intentado en la final, por algo será...) ha jugado 53 minutos en el Palau y pese a ser un jugador que arriesga y busca siempre el uno contra uno, a sus rivales sólo les han señalado una faltita, por lo que el mallorquín no lanzó un solo tiro libre. No cuela. Muy fuerte. Así se teledirige una serie hasta el desempate final...".



Así se manipula, así se llora y así se demuestra la condición de segundón que define al Real Madrid. Cero títulos en fútbol y...¿cero títulos en baloncesto? ¿Descubrirán algún día que están haciendo las cosas mal y que cargándole el mochuelo a los árbitros no solucionan un mal histórico que les persigue desde que la tele es en color?


Deja tu Comentario