2012-10-08 13:10 FC Barcelona Por: Administrador

Roncero soñó con un 2-6, pero esas cosas sólo las hace el Barça



Tomás Roncero, el madridista que ameniza las tertulias de bar a los culés con sus amenos puntos de vista, publica su opinión sobre el clásico en el diario As. Allí admite que soñó con un 2-6. El compañero todavía no se ha enterado de que estas cosas no están al alcance del Real Madrid, sólo las pueden protagonizar los grandes equipos. Los grandes equipos en color.

"Perdonaron. El Madrid siempre fue un club señor, pero a ese valor intrínseco de sus 110 años de historia hay que unir el de la misericordia. Ya van varios partidos en los que sus jugadores perdonan la vida al enemigo cuando lo tienen en la lona. El millón largo de madridistas que hay en Cataluña aún se tiran a estas horas de los pelos con esa doble acción de Benzema y el rechace posterior de Di María. Si el Madrid se hubiera puesto 0-2, los de Mou hubiesen devuelto el 2-6 de 2009...". Claro, claro. Y si el árbitro hubiera pitado penalty en la jugada de Pepe e Iniesta, no sólo no habría llegado el 2-6 sino que el resultado hubiera quedado en 3-2 que es lo que debió ser.

Y hay que tener mucha desfachatez para hablar de arbitraje sibilino a favor del Barça. Pero Roncero no se corta: "Ferreiro, sibilino. Con una insinuación sagaz y certera, dijo Mourinho mucho más de lo que yo pueda reflejar en diez páginas de AS. Lo del tema arbitral no es nuevo. Ferreiro dejó que Busquets siguiese en el campo aunque hizo oposiciones para tres amarillas, no castigó el penalti a Özil (la tele cazó la acción de Mascherano en una inequívoca toma trasera) y hasta vi adelantado a Pedro en la acción del 1-1, que llegó por un error inexplicable de Pepe. Luego hubo un posible derribo del propio Pepe a Iniesta, pero mi paisano exageró la caída y la tele no dejó ninguna imagen que demuestre que le pisó. Conclusión: Ferreiro remó en la dirección habitual en los tiempos que corren, la que va a Las Ramblas y se aleja de Cibeles...".



El Madrid no fue capaz de lograr un 2-6 en el Camp Nou (el 5-0 y el 2-6 siguen siendo asignaturas pendientes para Mourinho). Ni siquiera fue capaz de ganar. Pero que nadie sufra, ya tenemos la explicación: el sibilino arbitraje de Ferreiro. Si es que el que no se consuela es porque no quiere. Por eso es normal que el Madrid se vaya del Camp Nou con el rabo entre las piernas y a Roncero no se le ocurra otra cosa que decir que el Camp Nou se dirige de usted al Real Madrid. Pues sí señor, "sigan ustedes a ocho puntos, que están ustedes muy guapos". Siempre con educación y cortesía, claro que sí. De usted.



Deja tu Comentario