2013-05-13 13:05 FC Barcelona Por: Administrador

Roncero y la fe en el Madrid del fracaso



Decía Tomás Roncero en su artículo del As del viernes: "Tener identidad es fundamental para gozar de un equipo campeón. Y en este Madrid lleno de luces y escaso de sombras la identidad lleva denominación de origen española. Entre que Pablo Laso es el verdadero The Especial One de los banquillos del baloncesto, y que Felipe Reyes los tiene cuadrados y es puro ADN vikingo, el Madrid dibujó un triunfo que tiene a la afición enloquecida. Gente como Sergio Rodríguez, Llull, Rudy, Suárez y hasta el nacionalizado Mirotic entienden que para ganar al Barça hay que saber lo que significa ser jugador del Madrid. Para ellos medirse a los azulgrana es una cuestión de honor y más en una Final Four. Por eso la remontada que protagonizaron tras el 52-61 del minuto 33 quedará para los clínics del basket. Se gana también con intensidad, defensa y orgullo". Le faltó decir que también se gana cuando el rival está diezmado por las lesiones y no puede presentar en la pista a sus mejores jugadores. Pero eso no les gusta. Prefieren soñar con la épica de sus victorias del NODO en blanco y negro y que ya ni constan en los archivos audiovisuales. Lo cierto es que hace 18 años que el Madrid no gana en Europa y que sus presencias en la Final Four son esporádicas, es una trayectoria de equipo pequeño.

Y seguía Roncero: "La gran remontada la protagonizó Reyes con varias veteranadas, como dijo en La 1 el espléndido Pablo Martínez. El Madrid firmó un 7-0 de parcial que recordaba a los guarismos del Bayern al otro Barça. El final fue apoteósico y difícil de olvidar. Vi el partido en Badajoz, con la Peña Ave Fénix. Y les prometo que pasé por la fuente de Santa Isabel y estaba vallada. Me explicaron que aquí casi todos son del Madrid y que esta así para prever la invasión vikinga ante un triunfo en la final de mañana contra los griegos. Esta es la fe del Madrid de toda la vida...".



Efectivamente, lo del Real Madrid es cuestión de fe. Luego llega la realidad y deja la fe en lo que es, fe y nada más. Ni Décima, ni Novena ni nada. Pero siempre les quedará, como ha hecho Roncero en su twitter, mofarse del Barça porque en la Final Four ha quedado el "four". El "four", con la Copa en el bolsillo y la Liga por disputar. Y el Madrid, en las puertas del cielo, como siempre.

 

Deja tu Comentario