2012-08-28 11:08 FC Barcelona Por: Administrador

Roncero ya sabe por qué el Madrid está a cinco puntos



"Lo bueno que tiene un aficionado del Madrid es que jamás esconde la cara, acepta los errores de su equipo con firmeza y posee una inmensa capacidad de autocrítica", comienza diciendo Roncero en su artículo de hoy en As. Por eso, porque el madridismo sabe lo que es la autocrítica, así la realiza él: "el madridismo está muy mosqueado con la diferente vara de medir que los árbitros han vuelto a tener con su equipo y con el Barça. Llámenlo Villarato o como quieran. El fondo es el mismo.

Directo y al hígado: con el reglamento en la mano, el Barça estaría ahora mismo con tres puntos menos en la Liga (el calamitoso arbitraje de Muñiz Fernández le metió en el partido de Pamplona cuando lo tenía perdido) y el Madrid tendría tres puntos más del único que se contabiliza en su triste clasificación actual.



En el Madrid-Valencia, Delgado Ferreiro se hizo el loco ante un clamoroso penalti de Gago a Di María, con 1-1 en el marcador. Los campeones habrían ganado 2-1, sin discutir que jugaron regular. Dos puntos menos...

En Getafe, Colunga controló el balón con su mano y así dejó atrás a Albiol antes de asistir a Barrada, que firmó el 2-1. Gol ilegal y Pérez Lasa haciéndose el sueco. Hubiesen quedado 1-1. Es decir, con los árbitros cumpliendo su misión de aplicar el Reglamento, el Madrid llevaría cuatro puntos en vez de uno. No es lo mismo, señores...

Y a ello se añade el expolio del Reyno. Con 1-0 y el Barça de Tito sin rumbo, Muñiz se metió en la pomada, hizo un bloqueo a Puñal, habilitó la contra del Barça, Alexis se aprovechó de un fuera de juego y Messi marcó también en posición de offside. La madre de todos los goles ilegales. Muñiz, insatisfecho, expulsó al navarro. Se consumó el apuñalamiento de Osasuna. El Barça tendría como máximo cuatro puntos, igualado con el Madrid. La manita de diferencia es cosa de los Sanchezarminios Boys...".



Buena señal. Cuando el vocerío blanco necesita hablar de los árbitros y ladrar es que vamos bien y cabalgamos. Sobre todo si en la segunda jornada ya tienen que echar mano de este recurso como si fuera un clavo ardiendo. A algo hay que agarrarse. A los árbitros o ese tal Modric, un futbolista talludito que promete mucho y que, desde luego, no es mejor que Cazorla o Silva. Y mientras tanto, el Madrid de los récords se convierte en el Madrid llorón. ¡Lo que va de meter la pelotita a no meterla!


Deja tu Comentario