2013-10-03 12:10 FC Barcelona Por: Administrador

Rosell acepta financiar las obras de caridad de Cruyff



Pedro Riaño

Johan Cruyff ya no puede decir que el Barça le debe dinero, como ha venido haciendo hasta ahora. Poco antes de abandonar el club, su amigo Joan Laporta le firmó un contrato mediante el cual el futuro presidente del FC Barcelona se comprometia, sin saberlo, a financiarle las obras de caridad que, al parecer, realiza a través de la Fundación que lleva su nombre y apellidos.



Ahora se ha sabido que la citada fundacion, la Johan Cruyff Foundation, ha percibido 300.000 euros del FC Barcelona como pago del "impuesto revolucionario" con el que Laporta hipotecó a su sucesor sin éste saberlo. Se trata de uno más de los compromisos que firmó Joan Laporta poco antes de marchar para dejarlo todo atado y bien atado. Como Sandro Rosell se negó a pagar nada si antes no sabía exactamente el destino de ese dinero, Johan Cruyff decidió erigirse en su azote personal y desde entonces no ha parado de despotricar contra el presidente del FC Barcelona. Incluso ha llegado a afirmar que en el Ajax-Barça jugado recientemente, él iba con el Ajax y que no volvería a pisar el Camp Nou mientras Rosell fuera presidente.

Afortunadamente para las arcas del club, el contrato que le regaló Laporta a su amigo y que obliga al FC Barcelona a financiarle con su dinero concluye en la temporada 2013/14. Rosell se mostraba reacio a colaborar con la fundación de Cruyff y su Academia por el elevado coste de la matrícula y del curso de quienes decidían formarse allí. Ahora queda por ver si el gesto de Rosell hacia Cruyff con el dinero de los socios/propietarios del FC Barcelona tiene contrapartida en el holandés y a partir de ahora deja de enredar y enturbiar el ambiente del entorno del FC Barcelona.


Deja tu Comentario