2011-08-23 17:08 Real Madrid Por: Administrador

Rosell defrauda a los culés de fuera de Cataluña



¿Qué tendrá el asiento de presidente del FC Barcelona que hace que todo el que se siente en él se crea el mayor defensor de Cataluña? Lejos de desmarcarse de su antecesor en el cargo y enemigo íntimo, Joan Laporta, Sandro Rosell parece empeñado en querer seguir mezclar política y nacionalismo con el fútbol.

"Hoy se cumple un sueño, el de hacer un Barça catalán y catalanista, y abierto a todos los barcelonistas de fuera de Catalunya. Un Barça que quiere recoger las sensaciones de todo el mundo, que las una y no las separe. Comprometido con el país y las causas solidarias. Este sueño lo han hecho posible muchas personas, los socios que han ido a votar, sea por el candidato que sea". Con este discurso Sandro Rosell se estrenaba hace apenas un año como presidente azulgrana y en apenas 365 días ya ha tenido tiempo de sobras para defraudar a los socios azulgranas.



El mismo que decía que quería un Barça que uniese a todos los barcelonistas está empeñado en parecerse a Laporta en todo lo posible.  Además de la habitual chulería de su predecesor, Rosell también empieza a confundir la política con el mundo del fútbol y ya usa al Barça como símbolo nacionalista. Rosell aprovechó el el Congreso Mundial de Peñas barcelonistas para explicar a sus socios, esos que le votaron, su versión de los hechos de todo lo ocurrido durante la Supercopa de España.  Lo hizo en catalán, como no. La elección de ese idioma para su discurso no sería nada raro si no fuera porque hace un año, justo en el mismo escenario, usó siempre el castellano para sus intervenciones "para un mejor entendimiento de todos los presentes". Ahora, con la presidencia en el bolsillo, Sandro Rosell se ha olvidado de sus promesas y muestra sin pudor su lado más nacionalistas.

Al presidente azulgrana no le importó que en el Congreso Mundial de Peñas la mayoría de los presentes no fueran catalanes. ¿ Qué más da que los peñistas no catalanes  hayan viajado desde toda España hasta Barcelona para escuhar a su presidente no se hayan podido enterar  del motivo por el que no se denunció a Mourinho? Una vez engañado al socio y con el puesto asegurado, Rosell muestra que para él el Barça sólo es Cataluña.


Deja tu Comentario