2013-05-13 13:05 FC Barcelona Por: Administrador

Florentino Pérez, 1 - Sandro Rosell, 0



Razones de agenda impidieron a Sandro Rosell estar al lado de su equipo y aportar una dosis de ánimo a los jugadores. A la hora de la verdad, los baloncestistas del Barça se sintieron solos, sin el respaldo de su presidente, dejados en Londres de la mano de Dios mientras Florentino Pérez empujaba desde el palco del O2 a los suyos para vencer al Barcelona.

¿Qué razones de agenda pueden impedir al presidente del FC Barcelona a compartir con sus jugadores las horas previas a la conquista de un éxito que podía haber sido sonado? Las redes sociales echaron ayer humo. Incluso se comentaba que Rosell había llegado a decir que no fue a Londres porque el viaje era muy caro. A lo mejor más caro que el viaje de 17 directivos a los cuartos de final de la Champions League a París.



No es creíble esa excusa. Como tampoco lo es la oficial del club, que afirma que el presidente se "reservaba" para la final. Y no es creíble porque para la final sí que existían problemas de agenda, dado que coincidía en el tiempo con el alirón del primer equipo de fútbol en el Calderón. Rosell había asistido en la mañana del viernes a una reunión de la Liga Profesional, que podía haber delegado en cualquier directivo, pero tenía tiempo de sobras para coger el avión y presentarse en Londres, como sí hicieron Joan Laporta y Agustí Benedito. Los medios más afines a su doctrina, como Mundo Deportivo, sostienen que Rosell tenía que estar presente en un asunto vital para el futuro del club que le impidió acudir a Londres. Que lo expliquen con transparencia.

Ni el Barça ni el Real Madrid ganaron la Final Four, pero Florentino venció a Rosell por 1-0 ejerciendo la presidencia. El presidente blanco animó a sus jugadores a ganar y les acompañó en el triste momento de la derrota. Rosell, por lo que cuentan las versiones oficiales, sólo estaba disponible para la foto de la victoria.

 






Deja tu Comentario