2011-06-28 17:06 FC Barcelona Por: Administrador

Rosell empieza la operación limpieza



Bojan Krkic padre trabajaba en el Barça desde 1996, tres años antes de que su hijo entrara a formar parte de los equipos inferiores del club. Entró con Núñez y sobrevivió a Gaspart, Reyna y Laporta. Pero no era un hombre de Rosell y sobraba en el organigrama técnico. Y más ahora que su hijo ha sido invitado a abandonar el club.

El caso de Paco Martínez, uno de los hombres más válidos de la secretaría técnica, está todavía más claro. Participó activamente en las elecciones de 2003 trabajando en la candidatura de Joan Laporta, en la que también viajaba Sandro Rosell. Trabajó codo con codo junto a Txiki Begiristain, hasta el punto de convertirse en un hombre clave del organigrama. Sus informes tenían peso y no se daba luz v verde a una contratación sin haber oído antes su opinión. Suyo es un informe de hace dos años en el que se aconsejaba el fichaje de Alexis Sánchez por 6 millones de euros. Y suyo era un informe en el que se recomendaba no fichar a Chygrynskyi. La cuestión es que en esta junta haber gozado de la confianza de Txiki Begiristain no está bien visto y Paco Martínez ha sido despedido. No se le ha renovado el contrato. Y se ha hecho a través de un frío comunicado.

El método recuerda mucho al empleado por Joan Laporta con Guillermo Amor, cuando éste era el director de La Masía. Laporta sabía que Amor era un hombre de Rosell y le despidió sin contemplaciones. Pasan los años y se mantienen algunos vicios. Hay que recortar gastos en todos los departamentos menos en el de la asesoría al presidente. Ahí hacen falta buenos profesionales que posean la suficiente clarividencia como para aconsejar al presidente que no hable. También así se puede uno ganar la vida, y muy bien, en el Barça.


Deja tu Comentario