2012-06-26 15:06 FC Barcelona Por: Administrador

Rosell falta a su palabra e incumple tres promesas electorales



Sandro Rosell, que ha adelantado que el beneficio del presente ejercicio sobrepasará los 40 millones de euros, también ha matizado que 12 millones de ese superávit corresponde al ahorro por no tener que abonar las primas por la Liga y la Champions. Es decir, alrededor de 100.000 euros por jugador. Aún así, el presidente ha pintado un panorama económico desolador, con una deuda bruta de 550 millones. Esos 40 millones irán destinados directamente a reducir deuda.

En este paisaje deprimente, Rosell ha aprovechado para anunciar que el club no está en condiciones de asumir tres de sus promesas electorales más importantes: la construcción de un Espai Barça en torno al recinto blaugrana, la remodelación del Camp Nou y la construcción de un nuevo Palau Blaugrana. Este último apartado es especialmente sangrante habida cuenta de que el Barça juega la Euroliga pendiente de una moratoria que de forma excepcional se le ha concedido porque el Palau Blaugrana no reune los requisitos que exige el máximo torneo continental. Rosell prometio a la Euroliga la construcción de un Palau y en base a su palabra se ha permitido seguir jugando al Barcelona en su pabellón. Veremos cómo reacciona la Euroliga ante el anuncio de que no se construirá un nuevo Palau.




Deja tu Comentario