2013-03-08 18:03 FC Barcelona Por: Administrador

Rosell y los Boixos Nois firmaron un documento comprometedor



Informábamos días atrás de que en el cierre de la campaña electoral, Agustí Benedito, uno de los candidatos a la presidencia del FC Barcelona, advirtió ante las cámaras de TV3 a Sandro Rosell de que había estado negociando en su propia casa con miembros de los Boixos Nois. Rosell lo negó afirmando que su casa es muy grande, que allí entra mucha gente y que no tenía constancia de que hubieran entrado en su domicilio representantes del grupo ultra barcelonista. Benedito le advirtió que si entraban en su casa, acabarían entrando en el Camp Nou. La premonición se ha cumplido.

La versión oficial sobre la relación mantenida entre los grupos de animación y la candidatura de Rosell, convertida luego en la directiva del Barça, respondía a la voluntad de prometer al electorado una grada de animación sana y contraria a la violencia para arropar al equipo en los partidos de casa. El proyecto ha quedado abortada al confirmar esta directiva que el tema se les ha ido de la mano. al dar luz verde a individuos con antecedentes penales en contra de la opinión de los Mossos d´Esquadra. Durante los últimos meses se han estado repartiendo 110 entradas a 10 euros a diversos grupos de animación, en un claro menosprecio al resto de los socios, y la respuesta ha sido la bengala en el último clásico y los incidentes que se produjeron con aficionados del Real Madrid.



Paralelamente, Catalunya Ràdio ha sacado a la luz un documento de seis páginas que compromete a la directiva y a diversos grupos de animación dando forma a un acuerdo para arropar al equipo en el Camp Nou bajo la premisa de tolerancia cero a la violencia. El documento está firmado por Sandro Rosell y por representantes de grupos como "Tóxicos", "ICS", "Talibán Barça", "Grup Fidel", "Nostra ensenya", "Unibarçataris", "Almogàvers" y "Supporters Puyol". También figura la rúbrica de Josep Lluis Sureda, uno de los líderes del grupo radical "Boixos Nois".

Rosell ha negado siempre la existencia de este documento firmado el 16 de mayo de 2010 en el que se sientan las bases de la grada de animación, su funcionamiento, su financiación y su relación con el club. Sandro Rosell ha jugado con la mentira ante los socios que le eligieron y ha acabado hundiéndose en ella.

En el contrato que ha hecho público Catalunya Ràdio se contempla el permiso del club a dichos grupos para que sean ellos quienes gestionen directamente el bar de la zona y se les autoriza para comercializar su propio merchandising en las instalaciones del club.



Hay que recordar que Joan Laporta no sólo no aceptó ningún tipo de negociación con los violentos, sino que incluso los expulsó del Camp Nou asumiendo un elevado coste personal por ello.


Deja tu Comentario