2012-07-10 10:07 Real Madrid Por: Administrador

Rosell intenta volver a los días del 'Villarato'



Rosell siempre había delegado en otras personas de su junta directiva esta función, apartándose personalmente de los foros federativos. Sin embargo, considera imperativo volver a dejarse ver al lado de Villar. Algo que comenzó haciendo precisamente ayer, acudiendo a la reunión ejecutiva de la RFEF. Hoy presenciará en directo el sorteo del calendario de la Liga que tendrá lugar en el marco de la asamblea anual del máximo organismo del fútbol español.

¿Por qué toma esta decisión el presidente azulgrana? Muy sencillo. Desde la caverna culé intentarán no darle más importancia, pero el verdadero objetivo del Barça es volver a tener peso dentro de los círculos íntimos de Ángel María Villar; Ser importantes de nuevo en la Federación, por decirlo de otra manera. Y es que, desde que Rosell es presidente culé en detrimento de Laporta, las "excesivamente cordiales" relaciones entre el Barça y la RFEF han ido reduciéndose hasta alcanzar cotas normales.



Se preguntará el lector qué problema hay en que las relaciones sean las normales entre una entidad y la Federación Española de Fútbol. La respuesta es clara y sencilla. El Barça ha vivido durante muchos años amparado en una posición de privilegio respecto a los demás equipos, especialmente el Real Madrid, en materia de favores de todas las clases: Arbitrales, de calendario, de decisiones que afectaran negativamente a uno de los dos grandes...en las que siempre salía ganando el equipo catalán. Una situación con episodios bochornosos, de los cuales podríamos citar, sólo por poner algunos ejemplos, el indulto al club después del lanzamiento del famoso cochinillo a Figo en el Camp Nou, la no sanción tras presentarse con diez jugadores en la Copa del Rey ante el Atlético de Madrid y negarse a jugar, la espera de 45 minutos a la que sometió a Osasuna en la Liga hace dos temporadas debido a una huelga de controladores y a su manía de viajar en el mismo día para disputar los encuentros, solicitando incluso un aplazamiento del partido sin contar con el equipo rival, y las muchísimas ayudas arbitrales de las que disfrutó durante años, siendo la época de máximo esplendor del 'Villarato' en materia arbitral la de Joan Laporta como mandatario blaugrana. 

En aquella época, la directiva del Barça y Laporta a la cabeza se fraguaron una gran relación con Villar y la Federación para tener ventaja en caso de que vinieran mal dadas. Sin embargo, Rosell cambió todo eso y adoptó una posición más alejada de los estamentos federativos, quizá pensando que el 'Villarato' ya era algo instalado definitivamente en todo este juego y que las cosas nunca cambiarían. Pero el Madrid y Mourinho han ido cerrando el grifo de los títulos para la entidad culé y eso ha vuelto a encender las alarmas.

En el Barça, tal y como podemos leer en 'Sport', consideran que el equipo fue perjudicado con decisiones arbitrales durante la pasada Liga ganada por el Madrid, de manera justa a ojos de todo el mundo. También están enfadados porque la Federación no obligara o presionara al Madrid para ceder el Santiago Bernabéu en la final de Copa y así poder mofarse del equipo blanco en su propia casa. Como si fuese el club catalán el que pudiera elegir jugar donde le plazca. E incluso intentarán convencer a Villar de que no indulte a Mourinho y a Tito Vilanova por el incidente de la pasada campaña durante la Supercopa, aunque eso también perjudique a su propio técnico. Pero claro, como esto ha sido así durante muchos años, ahora la entidad se siente incómoda en su papel de 'igual' a los demás.



Hace algunas semanas, podíamos leer al ex presidente del club en época de Joan Laporta, Alfons Godall, opinar que en su mandato "los árbitros trataban mejor" al Barça. Incluso Xavi reconoció que les favorecían menos que antes al término de la Liga. Rosell teme seguir perdiendo terreno respecto al Real Madrid en lo deportivo y hará todo lo que esté en su mano para quedar por encima del club blanco, sea como sea. Sin embargo, en la ciudad Condal lo seguirán vendiendo con su ya familar doble moral.


Deja tu Comentario