2012-07-24 19:07 FC Barcelona Por: Administrador

Rosell intentó sacarse de encima a Alves



Sandro Rosell intentó colocar el mes pasado a Dani Alves en el París Saint Germain utilizando sus contactos con Qatar. Sin embargo, la negociación no llegó a buen puerto porque el lateral no estaba dispuesto a rebajar un euro de lo que tiene firmado con el Barça y los franceses/qatarís entendieron que la operación no era económicamente viable.

Por eso, porque sabía que la directiva intentó deshacerse de él, Alves estalló ayer ante los medios de comunicación y habló de sentirse "molesto" con la directiva. Alves, una vez liberado de la autoridad que ejercía Pep Guardiola en el vestuario, se saltó las normas y fabricó un incendió interno que hace apenas dos meses hubiera sido impensable. Y eso ha molestado en el seno de la directiva hasta el punto de que crece el convencimiento de que Tito Vilanova no tiene ni la ascendencia ni la autoridad que respaldaba a Guardiola en el vestuario y cobra fuerza la idea de que lo de Alves no es más que el aperitivo de lo que puede suceder a lo largo de la temporada.



Rosell y sus hombres fuertes se sienten traicionados por un jugador que disfruta de una generosa nómina que negociaron directamente con él y no entienden que a estas alturas pueda rebelarse contra ellos. De la misma forma, Alves no comprende como apenas unos meses después de ser renovado por expreso deseo de Guardiola, ahora intenten deshacerse de él.

La versión de la directiva, sin embargo, es clara: Josep María Bartomeu, el directivo responsable, Andoni Zubizarreta, el secretario técnico, y Tito Vilanova, el entrenador, manifestaron con claridad en público y en privado su interés por seguir contando con sus servicios y entienden que las palabras de Alves están de más. Pero Alves, cuando habló ayer, sabía lo que decía, pensó lo que dijo y dijo lo que pensaba.


Deja tu Comentario