2012-02-23 11:02 Real Madrid Por: Administrador

Rosell juega sucio y presiona a Villar



Sandro Rosell sigue empeñado en que el Villarato siga vivo por mucho tiempo, siendo  este el adalid de su proyecto deportivo. Así, el presidente azulgrana ha aprovechado su visita a Madrid, en la que cenó con Bill Gates, para reunirse con su amigo Ángel María Villar, presidente de la RFEF, y mostrarle su “preocupación” por las últimas actuaciones arbitrales, las cuales el directivo culé ha osado considerar que han jugado en su contra.

El máximo representante del Fútbol Club Barcelona parece no estar contento con los títulos ganados bajo la presencia del Villarato que quiere más. Rosell se ha quejado de las actuaciones de los trencillas, esos que algún tiempo le beneficiaron, y pide que sigan por el camino anteriormente trazado.



La presión de la Caverna Mediática culé con publicaciones en las que se quejan de la falta de ayudas arbitrales -discurso que han asumido alguno de los pesos pesados de la plantilla culé en sus últimas comparecencias en rueda de prensa-, son el punto de partida de una campaña auspiciada para que el Villarato siga patente.

Pero el tema arbitral no ha sido el único que han tratado estos dos dirigentes en su reunión,  sino que ambos también han aprovechado para hablar de la final de la Copa del Rey,  insistiendo Rosell en el planteamiento inicial de jugar en el Bernabéu, a lo que Villar recordó las obras alegadas por el cuadro blanco, y proponiendo Mestalla o el Calderón como alternativas. El dirigente azulgrana sigue en sus trece, y parece no dar marcha atrás, quedando nuevamente retratado ante la opinión pública que comprueba una y otra vez el ridículo mayúsculo que el presidente culé está acostumbrado a hacer.


Deja tu Comentario