2013-02-12 13:02 FC Barcelona Por: Administrador

Rosell no le perdona a Laporta la ejecución de los avales



Respecto al comportamiento de los aficionados en los clásicos ha ficho que "no me preocupa en absoluto porque siempre se muestra un comportamiento impecable".

 

También ha dado su valoración sobre el primer partido que ha disputado el Barcelona en horario de mediodía: "Fue un éxito social además de un gran partido. Es evidente que podemos jugar a las doce... La única duda es que perjudicamos al fútbol regional. Los horarios no los marcamos nosotros. Siempre estamos abiertos a cumplir con lo que debemos. Después del éxito deportivo y social, si nos lo vuelven a determinar así habrá que cumplirlo".



Sobre la renovación de Leo Messi ha dicho: "Estamos satisfechos con la cláusula de 250 millones de euros y Messi merece con creces la retribución de esta renovación. Seguimos fieles al plan de austeridad"..

Ha dado a entender que la renovación de Iniesta se abordará en breve, aunque matizando que "hay que dejar trabajar a la dirección deportiva, pero me quito el sombrero ante Andrés".

Preguntado sobre la eliminatoria Real Madrid-Manchester United, ha sido claro: "el Barcelona solo se ocupa de lo suyo", zanjando así la posibilidad de expresar sus deseos sobre el ganador de este duelo.



Finalmente, existía mucho interés por conocer el punto de vista oficial de esta junta directiva sobre la sentencia del tribunal supremo condenando a Joan Laporta a avalar  23,2 millones. Freixa ha advertido que aunque el socio que interpuso la demanda, Vicenç Pla, se echara atrás, "el Barça no renunciaría a una garantía a la que tiene derecho”. Y ha añadido: “El Barça, de acuerdo a esta sentencia que considera firme, es el beneficiario de un derecho previsto en la Ley y espera y confía en poder obtener esta garantía porque en un estado de derecho las sentencias están para cumplirse”.

Freixa no ha mostrado la generosidad que esperaba un sector del barcelonismo afín a la anterior junta directiva:  “la sentencia no exige una gararntía por esos 63 millones que en 2003 se pusieron en la cuenta de pérdidas de la anterior junta de Gaspart, sino por el conjunto de todas las decisiones económicas realizadas hasta el 2006, que es cuando se produce la demanda, incluidas operaciones que todos tenemos en la cabeza. No tiene nada que ver con las decisiones deportivas que produjeron esas pérdidas y que sí fueron acertadas como se vio en su momento”. Viene esto a cuento porque en 2003 Sandro Rosell, Josep Maria Bartomeu, Jordi Monés y Jordi Moix eran también directivos de la junta de Joan Laporta.

Y ha precisado Freixa que “se trata de una garantía, los ex directivos condenados por la sentencia no han de pagar, sólo han prestar el aval".


Deja tu Comentario